Irak no será plataforma de agresión contra sus vecinos, dice su presidente | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Irak “no servirá de plataforma de agresión” contra ninguno de sus países vecinos, entre ellos Irán, aseguró este miércoles en Naciones Unidas el presidente del país Barhan Salih.

“No queremos que nuestro país forme parte de ningún conflicto ni sea campo de batalla para dirimir cuestiones internacionales”, dijo el mandatario iraquí, quien agregó ante la Asamblea General que Bagdad quiere “buenas relaciones con Irán, con quien tenemos vínculos culturales y religiosos”.

La declaración de Salih se produce en momentos de tensión entre Estados Unidos e Irán, agudizada tras los ataques este mes a dos refinerías de Arabia Saudí de los que Washington responsabiliza a Irán, que niega tener ninguna responsabilidad en esos atentados.

“El Irak de hoy no es el mismo que el del régimen anterior en el trato con sus vecinos”, insistió, y consideró que su país, una vez estabilizado y en vías de reconstrucción, puede ser un “puente de comprensión” que ayude “a establecer la paz entre los países”.

Salih pidió asimismo a la comunidad internacional que ofrezca asistencia para contener la escalada de violencia en el golfo Pérsico “que tendría consecuencias desastrosas para la seguridad mundial”.

“La situación regional amenaza con causar consecuencias desastrosas. No necesitamos una nueva guerra en la región, sobre todo porque la guerra contra el terrorismo aún no ha llegado a su fin”, subrayó.

Ante la Asamblea General de la ONU, el gobernante iraquí reclamó a la comunidad internacional que no se distraiga de la importancia de confrontar el terrorismo porque “aún hay facciones tratando de reagruparse” pese a las sucesivas victorias logradas contra el grupo Estado Islámico.

Así, insistió en que los conflictos en Medio Oriente “crean un entorno que le da al terrorismo margen de maniobra para volver” y citó la situación en Siria y Yemen como dos de los focos candentes que requieren de la atención internacional.

“El terrorismo se aprovecha de los vacíos políticos y de seguridad y juntos tenemos que llenar esos vacíos”, reiteró.

Recordó asimismo que “terrorismo y corrupción son dos caras de la misma moneda” que requieren de “esfuerzos prácticos” y una alianza internacional contra la corrupción porque “sin prevenir el desvío de fondos públicos (hacia el terrorismo) no podemos avanzar hacia la estabilidad”.

Acciones, aseveró, que deben asentarse en los principios de no injerencia, el respeto a la soberanía de las naciones y la primacía de los derechos humanos.

El presidente de Irak se mostró satisfecho con la estabilidad alcanzada por su país tras “cuarenta años de sufrimiento”, opinó que la reconstrucción es “una responsabilidad internacional” y mencionó como prioritario el desarrollo sostenible para enfrentar el terrorismo y poder ofrecer a los jóvenes empleos estables que garanticen su futuro.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias