HRW: Príncipe saudí Faisal bin Abdalá está detenido e incomunicado | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) denunció el sábado que el príncipe Faisal bin Abdalá, hijo del fallecido rey Abdalá, está detenido e incomunicado desde el 27 de marzo en lo que podría ser un caso de “desaparición forzosa”.

En un comunicado, HRW señaló que las autoridades saudíes detuvieron al príncipe en su domicilio y se lo llevaron sin dar ninguna información sobre su paradero y situación a la familia, lo que “sugiere” una “desaparición forzosa” de Faisal bin Abdalá, que ocupó el cargo de presidente de la Media Luna Roja saudí.

La organización recuerda que una desaparición forzosa es aquella en la que el Estado o sus agentes se niegan a dar información sobre el paradero y situación del detenido.

“A pesar de las ola de críticas, el comportamiento ilegal de las autoridades saudíes durante el mandato de facto de Mohamed bin Salman no disminuye”, indicó el subdirector para Oriente Medio de HRW, Michael Page.

La detención del sobrino del rey Salman es la última de una larga serie de arrestos de miembros de la familia real saudí de la que se responsabiliza al príncipe heredero Mohamed bin Salman y que comenzaron con una redada en la que fueron arrestadas 300 personas en noviembre de 2017.

En aquella oportunidad también fue detenido el príncipe Faisal bin Abdalá, quien fue liberado un mes después aunque tenía prohibición de abandonar el país.

En marzo pasado, dos destacados miembros de la familia real saudí, el príncipe Ahmed bin Abdulaziz, hermano menor del rey Salman, y Mohammed bin Nayef, sobrino del rey y expríncipe heredero, fueron detenidos según medios estadounidenses.

Aquellos arrestos precipitaron los rumores sobre un supuesto empeoramiento del estado de salud del rey Salman. El Gobierno saudí no hizo ningún comentario entonces pero difundió imágenes del monarca despachando asuntos oficiales.

Hace tres semanas, en unos mensajes en la red Twitter que después fueron borrados, la princesa Basma bin Saud, hija del fallecido rey Saud y sobrina del rey Salman, pedía su liberación manifestando su inocencia y el deterioro de su estado de salud.

La figura de Bin Salman, inicialmente asociada a un proceso de reformas para modernizar el ultraconservador reino saudí, quedó marcada por la muerte del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul el 2 de octubre de 2018, un suceso que generó una amplia condena internacional.

La relatora especial de la ONU para las Ejecuciones Extrajudiciales, Agnes Callamard, que investigó los hechos, concluyó que el asesinato de Khashoggi “fue el resultado de un plan elaborado” y “premeditado” bajo la supervisión de altos cargos de la monarquía saudí.

Tanto ella como el Senado de Estados Unidos señalaron directamente a Bin Salman como responsables del crimen.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias