Gobernadores en EEUU se organizan para que sus estados retomen la actividad | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

EFE

Los gobernadores demócratas de EEUU tomaron la iniciativa y, sin esperar directrices del Gobierno federal del republicano Donald Trump, se unieron este lunes de costa a costa para elaborar planes conjuntos que les permitan reabrir la actividad económica con el menor riesgo para la salud y de contagios del coronavrus.

En la costa Este, Nueva York, epicentro mundial de la pandemia del COVID-19, y otros cinco estados anunciaron así que elaborarán un plan conjunto para retomar la vida social y reactivar la economía de manera segura, gradual y coordinada para evitar un repunte de infecciones por el COVID-19.

Se trata de Nueva Jersey, Connecticut, Pennsylvania, Delaware, Rohde Island y Nueva York, seis estados que, como subrayaron sus gobernadores en una rueda de prensa telemática, son vecinos y se encuentran estrechamente interconectados.

En este sentido, el gobernador de Connecticut, Ned Lamont, hizo mención al «corredor» de transporte que conecta especialmente Nueva York, Nueva Jersey y su región, y explicó que los principales focos de expansión del virus están vinculados con las vías de comunicación que unen los tres estados.

En «el corredor formado por la carretera Interestatal 95 y el tren (Metro North) tenemos cientos de miles de personas que continuamente vienen y van entre Nueva York y Connecticut. Es un corredor de comunicación pero también es el corredor del COVID-19 y es por eso por lo que es tan importante que trabajemos juntos en esto», dijo.

«Al virus no le importan las fronteras estatales y a nosotros tampoco», declaró en su intervención la gobernadora de Rhode Island, Gina Raimondo, que como el resto de responsables políticos, todos ellos del Partido Demócrata, alabaron el «liderazgo» de Cuomo por consolidar esta iniciativa.

El gobernador de Nueva York explicó, por su parte, que un equipo constituido por un representante del departamento de Salud Pública, otro de Economía y del jefe del Gabinete de cada gobierno regional formarán un equipo que se pondrá a trabajar «inmediatamente» en la elaboración de este plan.

Asimismo, hizo hincapié en que el proyecto será guiado por expertos.

Cuomo agregó que la iniciativa tendrá en cuenta las circunstancias de cada estado y dentro de cada región, considerando tanto la evolución de la expansión de la enfermedad como la incidencia de la misma en zonas urbanas y en zonas rurales.

Phil Murphy, el gobernador de Nueva Jersey, el segundo estado más afectado del país, apuntó que su región iba por detrás de Nueva York, donde hoy se superaron los 10.000 fallecidos, aunque según Cuomo se empieza a registrar una estabilización de las cifras de muertos, hospitalizaciones y contagios.

«Cuando sea que determinemos, basándonos en los hechos, los datos y la ciencia, que es seguro para nosotros comenzar de una manera responsable la reapertura, con toda la estructura de salud pública que conlleva, si lo hacemos de manera coordinada parece que será abrumaduramente prudente», dijo Murphy.

El plan «tiene que ser responsable y tiene que mostrar que hay futuro», dijo por su parte el gobernador Pennsylvania, Tom Wolf , que destacó la importancia de «devolver el sentimiento de esperanza que ha perdido mucha gente».

En la otra costa del país, los gobernadores de California, Oregón y Washington también anunciaron un acuerdo similar para trabajar de forma compartida la estrategia de lucha contra el COVID-19 y buscar fórmulas para reabrir la economía de la región, indicó la oficina del mandatario californiano, Gavin Newsom.

Los tres estados se comprometieron en actuar en «estrecha coordinación y colaboración» para garantizar que el virus no se «propague de manera salvaje» en la zona y tener enfoque compartido para reabrir sus economías.

Dejando claro que la salud de los residentes es «lo primero», aseguran que la «salud y la ciencia», y no la política, guiarán sus decisiones.

«Necesitamos ver una disminución en la tasa de propagación del virus antes de la reapertura a gran escala, y trabajaremos en coordinación para identificar las mejores métricas para guiar esto», explicaron.

Los estados se centrarán en la «protección de poblaciones vulnerables en riesgo de enfermedad grave» si resulta infectado, garantizar la capacidad de atención sanitaria a los pacientes, mitigar los «impactos no directos a la salud» del COVID-19 y asegurar que el levantamiento de las actuales medidas incluye el desarrollo de un sistema para hacer test, rastrear los casos y aislar a los positivos.

Síguenos por @800noticias