Exlegislador asegura que Keiko Fujimori si incurrió en corrupción | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El expresidente del Congreso peruano Daniel Salaverry afirmó que la líder opositora Keiko Fujimori sí hizo coordinaciones con el exmagistrado César Hinostroza, quien actualmente está a la espera de ser extraditado desde España por sus presuntos vínculos con una red de corrupción en la Judicatura.

El testimonio de Salaverry, quien ocupó la presidencia del Congreso en representación del fujimorismo, al que luego renunció, fue revelado por el portal IDL-Reporteros, que hace un seguimiento exhaustivo a las investigaciones del caso Lava Jato en Perú.

Según la información, el exlegislador declaró este jueves ante el fiscal José Domingo Pérez que en mayo de 2018 Fujimori le pidió que coordinara una reunión con Hinostroza, una versión que Keiko y sus seguidores más cercanos han negado en los últimos meses.

EL CONTACTO CON HINOSTROZA

“De acuerdo con Salaverry, a los pocos días de este episodio, Fujimori le contó que había hablado con Hinostroza”, señaló el portal antes de añadir que Keiko le dijo que el entonces legislador Héctor Becerril sería “el encargado de hacer las coordinaciones”, porque ya había hablado por teléfono con él.

IDL-Reporteros recordó que el 7 de mayo de 2018 publicó una conversación telefónica en la que Hinostroza le dijo a Becerril: “Yo creo que ya hablamos por mensajes, ¿ya decidimos?”.

Agregó que “semanas después de esta llamada” el tribunal supremo que presidía Hinostroza admitió un recurso de casación que interpuso la defensa de Fujimori en un intento de revertir la decisión judicial que permitió que la Fiscalía adecúe la investigación en su contra a la Ley de Crimen Organizado.

Hinostroza, quien permanece en España a la espera de su extradición a Perú, se fugó del país en octubre de 2018 en medio de una investigación por sus presuntos vínculos con una red de corrupción de magistrados conocida como “Los cuellos blancos del puerto”.

UN CUESTIONADO FISCAL SUPREMO

Salaverry también declaró a la Fiscalía que en agosto de 2018 conoció al fiscal supremo Pedro Chávarry, quien continúa en ese cargo pero que en enero de este año renunció al cargo de fiscal general en medio del anuncio de investigaciones por sus presuntos vínculos con “Los cuellos blancos del puerto”.

El exlegislador sostuvo que Keiko “le pidió que le entregue a Chávarry un sobre de manila cerrado, que contenía documentos” y que “días después” el fiscal lo llamó y tuvieron un encuentro “muy breve”.

“Rapidito nomás. Dígale a la doctora que lo que me han comentado lo veo complicado”, le dijo Chávarry, según la información, aunque Salaverry aseguró que no le dio el mensaje a Fujimori ni le entregó el sobre con documentos al fiscal.

“A quien sí entregó el sobre con documentos y manuscritos, de acuerdo con Salaverry, fue a otro despacho fiscal que está a cargo de otras investigaciones en curso”, acotó IDL-Reporteros.

EL CASO KEIKO

Tras pasar 13 meses en prisión preventiva, Keiko Fujimori fue liberada la semana pasada por orden del Tribunal Constitucional, que determinó que afronte fuera de la cárcel una investigación por presunto lavado de activos vinculado con aportes para sus campañas electorales de la empresa brasileña Odebrecht.

Desde su liberación, la líder opositora ha permanecido en compañía de su familia e incluso ha visitado a su padre, el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), quien cumple una condena a 25 años de cárcel que se dictó en su contra en 2009 por violaciones a los derechos humanos.

Los fiscales que investigan a Keiko obtuvieron hace dos semanas los testimonios de empresarios peruanos que revelaron millonarios aportes no declarados a la campaña electoral de Fujimori en 2011, cuando finalmente fue derrotada por Ollanta Humala.

Estas declaraciones llevaron a la defensa de Fujimori y a los personajes más cercanos de su entorno a admitir que durante esos procesos hubo dinero no declarado y también se utilizó el “pitufeo”, como se conoce en Perú a la práctica de conseguir numerosos falsos donantes para justificar los ingresos y gastos de campaña.

El equipo que investiga el caso Lava Jato señaló que esto prueba varias de las hipótesis planteadas durante la investigación que se sigue contra Fujimori desde que los ejecutivos de Odebrecht admitieron haber aportado un millón de dólares de procedencia ilícita a su campaña de 2011, así como otro monto en 2016.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias