Exfiscal de Jalisco sobrevive a un atentado en pleno centro de Guadalajara | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

El País de España

La delincuencia organizada ha querido matar este lunes a Luis Carlos Nájera, exfiscal de Jalisco y actual secretario del Trabajo del Estado. El político fue sorprendido esta tarde por un grupo armado mientras salía de un restaurante de comida japonesa en Lafayette, una de las colonias más populares de Guadalajara. Los escoltas defendieron a Nájera causando un tiroteo en uno de los sitios más concurridos de la capital de Jalisco. Siete personas fueron heridas por las balas, tres policías, dos vendedoras ambulantes y un mesero. Nájera, quien se encargó de la Fiscalía estatal entre 2013 a 2015, resultó herido leve en una mano.

Las autoridades pusieron en marcha diversos operativos para capturar a los agresores. La Fiscalía General informó de que había detenido a seis presuntos responsables del ataque. “Dichos operativos continúan, ya que se presume la participación de al menos 12 personas en la agresión”, afirmaba la institución en un comunicado publicado la tarde de este lunes. Estos operativos provocaron una caótica noche de narcobloqueos en una de las ciudades más importantes de México. Los criminales incendiaron un par de autobuses del transporte público para entorpecer la movilidad de los vehículos de la Policía que se desplazan por las calles a la caza de los sicarios.

El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, dijo que el atentado fue una reacción del crimen organizado a las acciones de su Gobierno contra el poderoso Cartel Jalisco Nueva Generación. “Este combate directo y decidido ha costado amenazas a quienes encabezamos el Estado, la Fiscalía estatal y autoridades políticas como el secretario de Gobierno”, dijo el mandatario en una conferencia de prensa. A su izquierda, Nájera estaba en pie con la mano izquierda vendada. “La postura de mi Gobierno ha sido no negociar, no dialogar con delincuentes y no doblar los brazos”.

Nájera, que horas antes había encarado a un grupo de sicarios, narró en primera persona el atentado y dijo que este responde al trabajo que hizo en la Fiscalía. “Tenía una reunión de trabajo… entraron dos personas sospechosas que yo ubiqué como miembros de la delincuencia organizada”, contó el exfiscal. “Puse en alerta a mis escoltas. Les pedí que cuando yo saliera tuvieran la camioneta blindada tapando la entrada. Eso fue lo que me permitió salvar la vida”, relató a los periodistas presentes.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias