Evo Morales condena el nuevo aplazamiento de las elecciones en Bolivia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El expresidente boliviano Evo Morales condenó este jueves la decisión adoptada hoy por el Tribunal Supremo Electoral de su país de aplazar nuevamente, esta vez al 18 de octubre, las elecciones generales en Bolivia

Para el líder del Movimiento al Socialismo (MAS), que reside en Argentina desde diciembre pasado, la decisión  supone “un nuevo golpe contra la democracia” y aseveró que el Ejecutivo de Jeanine Áñez, al que considera “de facto”, pretende así “ganar tiempo”.

“El gobierno de facto quiere ganar más tiempo para continuar con la persecución contra dirigentes sociales y contra candidatos del MAS-IPSP (Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos). Esa es otra forma de proscripción. Por eso no quiere elecciones el 6 de septiembre”, dijo Morales a través de su perfil en la red social Twitter.

El Tribunal Supremo Electoral de Bolivia resolvió este jueves que las elecciones generales en el país andino se aplacen al 18 de octubre, en vez del 6 de septiembre.

Este es el segundo aplazamiento que sufren los comicios, inicialmente convocados para el 3 de mayo, por la situación de emergencia sanitaria ante la COVID-19.

Al condenar esta decisión, Morales argumentó que “las leyes 1.297 y 1.304 determinan los plazos para que las elecciones se realicen” y sostuvo que “el único órgano del Estado que puede modificar ese plazo es la Asamblea Legislativa Plurinacional”.

“Cualquier decisión unilateral es ilegal e inconstitucional”, afirmó.

A su juicio, “la postergación de la fecha de elecciones solo provocará un mayor sufrimiento al pueblo boliviano porque prolonga la agonía del gobierno en un mar de incapacidades y ambiciones que le impidió, en ocho meses, tomar medidas para manejar la catástrofe humana y económica actual”.

“El pueblo ha soportado con mucha paciencia dos postergaciones. El objetivo es prorrogar al gobierno de facto”, aseveró Morales, que ha solicitado refugio en Argentina.

Los comicios para elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores están pendientes en Bolivia desde que se anularon los de octubre del año pasado, en los que Evo Morales había sido declarado vencedor para un cuarto mandato seguido, entre denuncias de fraude a su favor que están bajo investigación judicial y que siempre ha rechazado el ahora expresidente.

Morales denuncia que fue forzado a dejar el poder por un golpe de Estado en medio de presiones de militares y policías, entre otros, para privarlo de una nueva victoria electoral y derrocarlo.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias