Estatua de Néstor Kirchner volvió a erigirse en Buenos Aires | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Agencias

La estatua del expresidente argentino Néstor Kirchner que fue removida de la sede de la Unión de Naciones Suramericanas en Quito volvió a ponerse de pie el martes  27-O en Buenos Aires al cumplirse una década de su muerte.

El gobierno recordó a Kirchner, en el poder entre 2003 y 2007, con la instalación de su imagen en bronce en el vestíbulo del Centro Cultural Kirchner en Buenos Aires en un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández, quien fue jefe de Gabinete y hombre de confianza del mandatario.

“El destino existe y alguien quiso que el 27 de octubre del año pasado ganáramos las elecciones y volviéramos a poner en el gobierno un presidente y funcionarios preocupados por los que peor están, por darles derechos y voz a los que les cuesta expresarse”, afirmó un emocionado Fernández.

El presidente también afirmó ante funcionarios, legisladores y sindicalistas que logrará la recuperación de la economía sumida en una severa crisis desde hace más de dos años, “tal como Néstor me enseñó a poner de pie a la Argentina en 2003”. Dirigentes de derechos humanos participaron en tanto de forma remota debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

No asistió Cristina 

Al acto no asistió la vicepresidenta y exmandataria Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), viuda del dirigente peronista, quien la víspera señaló que no suele acudir a actividades públicas relacionadas con el aniversario de la muerte de su marido como “un mecanismo inconsciente de no aceptación ante lo irreversible”.

Sin embargo, Fernández de Kirchner sí agradeció las muestras de reconocimiento hacia quien fuera su “compañero de vida” y “especialmente” al mandatario “por la decisión de repatriar la figura de bronce de Néstor” e instalarla en el edificio que fue sede del Correo Argentino y que su fallecido marido “amaba”.

La talla representa a Kirchner con una tenue sonrisa, vestido con corbata y la chaqueta del traje sin abrochar, caminando y con el brazo izquierdo alzado.

La estatua de 2,28 metros de altura y unos 600 kiloshabía sido donada en 2014 por la entonces mandataria Fernández de Kirchner a la Unasur y retirada cinco años después por orden del presidente ecuatoriano Lenín Moreno tras el cierre de la sede del bloque sudamericano en Quito. Estuvo almacenada en una bodega desde septiembre de 2019.

Síguenos por @800noticias