En Bolivia el ambiente electoral sube de tono | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Bolivia se encamina hacia las elecciones de mayo en un ambiente electoral cada vez más intenso, con la presidenta interina Jeanine Áñez en el centro de la polémica tras anunciar su candidatura.

Áñez apenas apareció en público este lunes, mientras crecen las críticas en su contra por una candidatura cuya legitimidad e incluso legalidad centra el debate político en el país.

EN ESPERA DE NUEVO GOBIERNO

«Las mujeres, cuando buscamos mayor participación, somos muy observadas por un grupo ahora, podríamos decir que ya minoritario de aquellos machistas que se resisten en que nosotras podamos estar en la palestra pública», advirtió la mandataria interina en su único acto público de esta jornada.

Aunque en sus palabras en el palacio de Gobierno en La Paz no se refirió expresamente a su candidatura, fueron interpretadas como su primera reacción a las críticas desde que el pasado viernes anunció que irá a las urnas como candidata de una alianza electoral encabezada por su partido, Demócratas.

«Así ese grupo minúsculo pretenda de que no podamos equivocarnos alguna vez, eso no nos tiene que hacer retroceder. Merecemos espacios, respeto y oportunidades», sentenció.

Esta martes se espera que dé a conocer su nuevo gabinete de «transición» hacia los comicios, tras haber pedido a todos sus ministros que renuncien para facilitar un cambio de Gobierno.

La «gran mayoría» de ellos lo hizo en este día, según el titular interino del Ministerio de la Presidencia, Yerko Núñez, aunque públicamente solo trascendió la carta de renuncia de uno de ellos.

El ministro transitorio reiteró que el pedido de Áñez lo que busca es facilitar los «cambios» necesarios en el gabinete, para que queden solo quienes tengan claro que no se puede mezclar la gestión de Gobierno con la campaña electoral.

Núñez no habló de crisis de Gobierno ni se refirió a Roxana Lizárraga, que la pasada noche renunció como ministra de Comunicación con duros reproches a Áñez por precisamente mezclar gobierno y campaña electoral al no renunciar como presidenta interina para ser solo candidata.

RECLAMOS DE RENUNCIA

Aunque otros todavía ministros y su partido la respaldan, no dejan de crecer las voces que piden que deje el cargo por ética, pues siempre mantuvo que no sería candidata, y por las dudas sobre si es legal que una presidenta no salida de las urnas puede a la vez encabezar una candidatura electoral.

Es la única opción para hacerle frente con garantías de victoria al partido de Evo Morales, ya que no se ha podido lograr tampoco ahora un frente único del resto de partidos, defienden entre otros el alcalde de La Paz, Luis Revilla, cuyo partido Soberanía y Libertad va en alianza con el de Áñez.

Además de que la Procuraduría General del Estado dice que sí, que legalmente no está obligada a renunciar como jefa de Estado para ser candidata.

Pero no piensan lo mismo otros partidos como el Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, organizaciones sociales de distinto signo como el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) y un cúmulo de voces que no ven ni ético ni legal que siga en el cargo.

«Tiene que renunciar a la presidencia, porque ella no ha sido electa», advirtió Sergio Choque, del MAS.

«Ha jurado de que no iba a ser candidata», recordó Choque, que es presidente de la Cámara de Diputados.

Los intereses «personales» no están midiendo «el grave riesgo en que ponen al proceso democrático», alertó por su parte el Conade en un pronunciamiento sobre la deriva política del país.

Los críticos temen que con Áñez suceda como con Morales, que mientras una parte de la sociedad le respalde incondicionalmente otros muchos se movilicen por miedo a que se perpetúe en el poder.

EN ESPERA DEL CANDIDATO DE MORALES

Además de un nuevo gabinete, este martes se espera el regreso a Bolivia de Luis Arce, el candidato del partido de Evo Morales.

Su vuelta desde Buenos Aires augura una especie de adelanto de la campaña electoral, después de que el MAS quedara tocado con la renuncia de Evo Morales el pasado noviembre denunciando un golpe de Estado para arrebatarle el poder.

El MAS ha despejado no sin pugnas internas su camino a los comicios en los que espera recuperar el poder, pues no en vano aún se perfila como el partido con más base social en el conjunto del país.

El solo anuncio este martes del retorno del exministro de Morales y ahora candidato genera no poca expectación en un país en que día a día el ambiente electoral sube de tono.

Síguenos por @800noticias