El Tiempo: Tres poderosas bandas venezolanas se disputan el control en Colombia | 800Noticias
800Noticias
Nacionales Sucesos

Redacción 800 Noticias

Arduos asesinatos registrados desde comienzos del presente año en Colombia, fueron el comienzo de una batalla criminal en el que bandas venezolanas lideraban las rojas listas.

Un trabajo realizado por el diario El Tiempo, detalló las muertes por encargo que se han perpetrado en el vecino País, iniciando con el asesinato de alias «El Kike» a mediados de enero, el triple crimen que se registró un mes después en Ibagué y el doble asesinato del pasado jueves en Bogotá, tienen un claro hilo conductor que hasta ahora las autoridades están conociendo: la incursión en el mapa criminal del país de tres poderosas bandas de venezolanos.

Tal como lo reveló El Tiempo, ya se contabilizan más de 12 muertos como consecuencia de una vendetta entre «Yeico Masacre» y otra banda criminal, siendo una de las poderosas estructuras con epicentro en el estado Zulia, pero con tentáculos en al menos tres países.

Ejecuciones grabadas

La fama que se han encargado de generar los líderes de una de las mafias, consiste en grabar las ejecuciones que ordenan.

Uno de esos videos muestra la cruel decapitación de un joven que había ingresado a robar a una de sus propiedades y circuló por redes en 2019. Otro registró la ejecución de dos personas que les habían dado información a las autoridades sobre sus cabecillas.

En Estados Unidos cayó uno de los hermanos de la organización, quien fue deportado a Venezuela en febrero de 2019. Asimismo, en marzo del 2012, fue asesinado en Santa Marta otro pariente, quien había sobrevivido a cinco atentados en Venezuela.

Meten la lupa

El referido diario, tuvo acceso a un documento reservado en el que inteligencia del Ejército y la Policía Judicial de Migración Colombia, advirtieron sobre el desembarco de esa banda en Colombia con tres objetivos delincuenciales: copar puntos de expendió de droga en las principales ciudades, manejar trata de personas dentro del negocio de la prostitución y perseguir a sus archienemigos, siendo éste el mapa criminal en el que invierten el dinero.

Estos últimos son parte de la banda de «Yeico Masacre», así como otra organización criminal que antes era uno de los tentáculos de la mencionada mafia pero que tras disputas internas por embarques de coca colombiana, se declararon la guerra.

A la estructura se le atribuye el doble crimen del jueves en el que murió Sleiter José Leal, un supuesto cambista venezolano que tenía antecedentes penales en su país. Ese mismo día asesinaron a su mamá y atentaron contra su hijo.

El mismo patrón sicarial se registró en Ibagué. Ese domingo 16 de febrero, pistoleros asesinaron a los venezolanos Giovanni Alberto Parra y a su hijo Diego, de 16 años. El tercer muerto fue identificado como Luis Fernando Moreno.

El citado diario reveló cómo la banda de «Yeico Masacre» también se atribuyó los asesinatos en Fontibón e hicieron lo mismo con el triple crimen en Ibagué. En este último episodio, dos de los sicarios eran venezolanos y uno, colombiano.

Este dato confirma la información en poder de este diario sobre el reclutamiento de colombianos por estas bandas que se exhiben en redes con cadenas de oro, fusiles de asalto, pistolas con silenciador y dólares.

La Secretaría de Seguridad de Bogotá admitió este jueves la información revelada por EL TIEMPO y aceptó que el tema preocupa.

“Hay que tener la paciencia que nos permita acopiar la mayor cantidad de pruebas contra estas personas. En términos de investigación están trabajando sobre ellas. En términos del video, no sabemos si fue grabado en Colombia o Venezuela. Preocupa, claro, pero estamos trabajando con la Policía y la Fiscalía, y las investigaciones han dado resultados”, dijo Hugo Acero, secretario de Seguridad de Bogotá.
Hugo Acero, entregó un dato que llama la atención. De los 494 asesinatos registrados en Bogotá durante el primer semestre de 2020, el 9,5 por ciento corresponde a ciudadanos venezolanos.

Alcaldes locales realizaron hace una semana una reunión de seguridad en la que se ventiló con la Policía la preocupación por este tema y por el hecho de que las bandas de venezolanos se están apropiando del microtráfico en algunos sectores y del negocio de la prostitución.

Por otra parte se le asuma la banda criminal de «El Coqui», quienes iniciaron su organización dentro de una barriada de Caracas, pero que al transcurrir su fama, siguieron los pasos de las mafias de la COL y abrieron paso en Colombia. Es así como el mapa criminal en Colombia pretende ser liderado por bandas venezolanas.

Con información de El Tiempo

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias