El Texas cede un 2,43% por baja demanda | 800Noticias
800Noticias
Economía

EFE

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este lunes con una bajada del 2,43 %, hasta 24,14 dólares el barril, tras otra jornada de preocupación por los niveles de demanda, sacudidos por la pandemia del COVID-19, y pese a los recortes adicionales anunciados por Arabia Saudí o Kuwait.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) los contratos de futuros del WTI para entrega en junio restaron 0,60 dólares respecto a la sesión previa del viernes, cuando el Texas subió un 5 %.

El barril de referencia en EEUU bajó en una sesión especialmente volátil, en la que la preocupación por una recuperación insuficiente de la demanda se impuso al optimismo que despertó el anuncio de Arabia Saudí y otros países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de realizar ajustes adicionales a su bombeo de crudo con el ánimo de estabilizar los mercados energéticos.

Pero al final del día, el crudo texano acabó en terreno negativo por el pesimismo tras los rebrotes del COVID-19 en países como Corea del Sur y los efectos que esto podría tener en la demanda si ocurre en otras naciones, especialmente las que ya han comenzado a reabrir lentamente sus economías.

Las autoridades saudíes anunciaron este lunes, a través de la agencia oficial SPA, que han ordenado a la petrolera estatal Aramco reducir su producción en un millón de barriles por día (bpd), un recorte que se hará efectivo a partir del próximo 1 de junio y que dejará el bombeo total del reino en 7,49 millones de bpd.

“La producción para junio, después de los recortes dictados y voluntarios, será de 7,492 millones de barriles por día”, apuntó un funcionario del ministerio de Energía de Arabia Saudí, que espera que esta decisión “aliente” tanto al resto de los países miembros de la OPEP como a otras potencias productoras a cumplir con sus recortes o a ampliarlos voluntariamente, como ha anunciado Kuwait.

Aunque esta reducción no ha servido para apoyar los precios durante la jornada de este lunes, la consultora energética Rystad Energy apunta que, con el ajuste, es probable que se solucione uno de los problemas que ha sacudido los mercados petroleros en el último mes: la falta de espacio de almacenamiento.

“El desenlace más positivo de estos recortes adicionales es que, según nuestros cálculos, se evitará el colapso de los tanques de almacenaje si la demanda repunta según lo esperado y si no se imponen nuevas medidas de confinamiento”, expresó la analista de Rystad Energy Paola Rodríguez-Masiu.

En la última semana, los precios del WTI han aumentado cerca de un 25 %, lo que supone una de sus mejores semanas de la historia.

Por otra parte, los contratos de futuros de gasolina con vencimiento en junio restaron casi tres centavos, hasta los 0,92 dólares el galón, y los de gas natural, que expiran el mismo mes, se quedaron planos en los 1,82 dólares por cada mil pies cúbicos.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias