El general Antonio Rivero dice que luchar contra la usurpación en Venezuela no es un golpe | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El general retirado venezolano y exiliado en Miami, Antonio Rivero, dijo este viernes a Efe que no ha participado en ningún intento de golpe de Estado en Venezuela, tal y como dice el régimen de Nicolás Maduro, pero sí está luchando y seguirá haciéndolo contra la “usurpación del poder”.

“Es mi deber actuar en ese sentido, no descansaré” en la lucha por defender la Constitución y restablecer la libertad y la democracia, como militar y como militante de Voluntad Popular, el partido del “presidente” Juan Guaidó, según recalca.

Rivero conversó con Efe de las acusaciones formuladas contra él y otros militares por el ministro de Información, Jorge Rodríguez, quien presentó una fotografía suya ante las cámaras de televisión al hacer un esquema de los participantes en una intentona para matar a Maduro y otros dirigentes chavistas, según dijo.

El ministro dijo en una alocución televisada este miércoles que un grupo de exmilitares de las Fuerzas Armadas planearon durante 14 meses la toma del poder por vías violentas, así como el asesinato de los principales líderes del chavismo, entre ellos Maduro.

Este jueves el fiscal general designado por la oficialista ANC, Tarek Saab, anunció que el Ministerio Público abrió investigaciones contra los 14 civiles y militares.

A juicio del general retirado, en Venezuela actualmente no puede decirse que los esfuerzos para sacar a Maduro del poder sean golpes de estado, porque no representa la legalidad, sino “la usurpación”.

Pero si se miran las cosas desde el punto de vista de Maduro y Rodríguez, se puede decir -dijo- “no que hubo, sino que hay un golpe de estado” en marcha, asevera Rivero, quien augura que los esfuerzos para que cese “la usurpación” van a continuar.

Preguntado directamente por el hecho de que Rodríguez lo señale como participante de un intento golpista, dice que lo hace porque él es un “disidente” y participa en reuniones “por la libertad de Venezuela” en las que hay “infiltrados” que “nos graban”, para sacar luego las palabras “fuera de contexto”.

Rivero indicó que concretamente la denuncia de Rodríguez es producto de dos militares recién ascendidos que se “vendieron” y “entregaron a algunos compañeros que se reunían y discutían algunas informaciones”.

“Estamos en una guerra y en cada batalla estamos dentro del mismo terreno del enemigo, que está en cualquier parte”, dijo Rivero, quien rechazó unas declaraciones de Rodríguez en las que lo acusó de haber adulado al Gobierno chavista cuando aun vivía en Venezuela y estaba activo en las Fuerzas Armadas.

Después de haber estado once meses en paradero desconocido, Rivero, sobre el que pesa una orden de detención dictada en febrero de 2014 por las autoridades venezolanas, en el marco de las protestas antigubernamentales que estallaron ese mes, se presentó a comienzos de 2015 en la sede de la ONU en Nueva York.

En 2013 estuvo 20 días preso, acusado de contribuir con los hechos de violencia que se produjeron tras las elecciones del 14 de abril, que dejaron al menos nueve muertos y unos 70 heridos, y tras su salida de la cárcel quedó en libertad con una medida cautelar.

Desde el exilio, Rivero se ha caracterizado por denunciar la supuesta injerencia de Cuba en Venezuela.

En 2015 dijo en una entrevista con un diario de Miami que cerca del 20 % de los 100.000 cubanos que según dijo se encontraban entonces en territorio venezolano estaban “entrenados para la guerra”.

Esos cubanos están en Venezuela para “velar por los intereses de La Habana”, en caso de que sectores de las Fuerzas Armadas Bolivarianas se levanten en armas, dijo.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias