“El Chino Ántrax”, el sanguinario del Cártel de Sinaloa se fugó | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

800 Noticias

Para fugarse, José Rodrigo Aréchiga Gamboa, mejor conocido como “El Chino Ántrax” no necesitó de un túnel o el uso de la fuerza, el líder del Cártel de Sinaloa burló las medidas de seguridad del gobierno de Estados Unidos sin dejar ningún indicio.

La huida ocurrió esta semana de un domicilio de San Diego, California, donde purgaría el resto de su condena en libertad condicional. Se desconoce la fecha exacta del escape, pues según los agentes que lo supervisaban, Marc W. Ryan y Kimberly A. Pelot, al llegar a la ubicación para que firmara el acta judicial, el Chino Ántrax ya no estaba.

Luego de la desaparición del antiguo jefe de sicarios de Ismael “El Mayo” Zambada, los agentes dieron aviso a la corte del Distrito Sur de San Diego. Como parte del protocolo, las autoridades deben esperar 48 horas para que el fugitivo aparezca; sin embargo, la magistrada Dana M Sabraw emitió la tarde del viernes una orden judicial para su pronta recaptura en Estados Unidos como en México.

La magistrada Sabraw emitió una orden judicial para la pronta recaptura del antiguo jefe de sicarios del Cártel de Sinaloa (Documento: gov.uscourts)

El expediente judicial 3:13-cr-04517 especifica que Aréchiga Gamboa fue puesto en libertad condicional desde el pasado 3 de marzo, luego de cumplir una sentencia de 87 meses en la cárcel de máxima seguridad Metropolitan Correctional Center de San Diego.

Frank J. Ragen, abogado del narco mexicano, negoció con la fiscalía para que su cliente purgara cinco años más en arresto domiciliario y se le permitiera salir en un radio no mayor de 500 metros de su casa, y si lo hacía debía notificar antes a sus supervisores.

La magistrada Dana M Sabraw accedió en parte por el buen comportamiento del Chino Ántrax y porque había cooperado con los fiscales. Antes de su fuga, José Rodrigo Arechiga Gamboa, habría asegurado estar arrepentido de su historial criminal y sólo deseaba rehacer su vida de una manera honesta.

Por esto, el 12 de diciembre del 2019, las autoridades estadounidenses le otorgaron la libertad condicional, y le asignaron un domicilio en San Diego para que concluyera su sentencia; sin embargo, “El Chino Ántrax” no aguantó más.

En diciembre del 2019, la magistrada Sabraw le concedió libertad domiciliaria, donde purgaría cinco años de su sentencia (Documento: United States Distric Court)

En caso de una reaprehensión, la corte del Distrito Sur de San Diego realizará modificaciones a la sentencia del Chino Ántrax. Las opciones del nuevo veredicto implican revocar la prisión domiciliaria y/o modificar los términos de la libertad condicional.

José Rodrigo Aréchiga Gamboa, alias “El Chino Ántrax”, se declaró culpable en un tribunal federal de Estados Unidos, el 20 de mayo de 2015. El capo admitió que, como miembro de alto nivel del Cártel de Sinaloa en México, él y sus cómplices coordinaron el transporte de toneladas de cocaína y marihuana en la Unión Americana, y participó en violencia relacionada con la organización criminal. El mexicano fue acusado de importar 5 kilogramos de cocaína y 1,000 kilogramos de marihuana a EEUU.

El peligroso jefe de sicarios fue arrestado el 30 de diciembre de 2013 en el aeropuerto de Schiphol en Amsterdam, Países Bajos, a pedido de los Estados Unidos. Éste viajaba con un nombre fraudulento, “Norberto Sicairos García”.

Con información de infobae.com

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias