EFE: La crisis venezolana se olvida con agua de mar | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

EFE

El comerciante Javier Astudillos ríe con amigos a la orilla de una de las principales playas del estado de La Guaira, cercano a la capital venezolana y considerado por años el balneario favorito de los caraqueños.

El hombre, que viste una colorida franela y se protege del sol con abundante bloqueador y gafas oscuras, sirve tragos y reparte comida a quienes le acompañan el lunes de Carnaval, una festividad que sirvió a los venezolanos, que podían permitírselo, tomarse unas cortas vacaciones.

“¿Qué crisis, vale? ¿Estás loco? En crisis están aquellos que están afuera, aquí nosotros somos felices en Venezuela“, dice a Efe el caraqueño de 60 años.

Venezuela atraviesa una de las peores crisis de su historia moderna, con alta conflictividad política y una de las mayores caídas de la economía de la que se tenga conocimiento.

Hace unos meses, la crisis se expresaba en hiperinflación y una marcada escasez de productos básicos y medicinas. Pero ahora los anaqueles lucen llenos, solo que los elevados precios no permiten que la mayoría de los venezolanos se abastezcan.

En paralelo, los servicios públicos sufren su propia crisis, con constantes apagones y fallas en el suministro de agua en gran parte del país.

Playa, sol y música

Pero en contraste con esta realidad, miles de caraqueños bailaban y se divertían el lunes en las playas de La Guaira.

Otros disputaban improvisados torneos de fútbol de playa, e incluso disfrutaban de conciertos gratuitos, financiados por la Gobernación de La Guaira, sobre la que han llovido críticas de la oposición por el gasto para las fiestas.

“Mira como está esta playa, rico, y así dicen que Venezuela está pobre“, insiste Astudillos, al tiempo que insta a quienes han emigrado para escapar de la crisis que regresen al país.

“Me da cosita con aquellos venezolanos que se fueron a trabajar a otros países, pasando trabajo en otros países, porque yo fui a Colombia y vi a los venezolanos como se joden para ganarse 5.000 pesos”, asegura.

Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cerca de cinco millones de venezolanos han emigrado en los últimos años, la mayoría a países de la región.

De ellos, unos dos millones se han radicado en Colombia.

“Alegría y carisma”

El oficinista Albert Yussef toma el sol mientras se mueve al ritmo de la música electrónica que sale de las bocinas que tiene cerca.

Pero quizás baila con la salsa en vivo o los varios géneros urbanos que se mezclaban y confundían en la playa conocida como Alí Babá, una de las más concurridas por estar cerca de una terminal de autobuses.

“Eso es lo que dicen”, dice a Efe al señalar que el país, en efecto, atraviesa una severa crisis. “Pero el venezolano siempre tiene su alegría, su carisma, nos caracterizamos por eso. Siempre buscamos la solución al problema y no problemas a la solución”, añade este empleado de una cadena de farmacias.

El hombre de 30 años señala que desde su puesto en la farmacia ha podido observar a personas que lamentan la escasez puntual de algún fármaco, o los altos costos de otros.

“La gente siempre se va a quejar“, dice al respecto, aunque reconoce que no todos pudieron disfrutar de los Carnavales esta vez.

El Régimen declaró como día de fiesta el viernes de la semana pasada, una manera de alargar las fiestas carnestolendas que han contado con el apoyo de su Gobierno.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias