¡Dramático! | Venezolana en Trinidad y Tobago conoció a su asesino por Facebook | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Con información de El Nacional

La dramática situación que viven millones de venezolanos que han emigrado a otros países huyendo de la crisis humanitaria en Venezuela no tiene antecedente en nuestra historia. Muchos están viviendo en condiciones inhumanas, que se han empeorado con la pandemia del coronavirus, han perdido sus trabajos, han sido expulsados de sus domicilios por sus arrendatarios, han sido víctimas de discriminación y xenofobia, no tienen donde dormir ni qué comer, un dolor que embarga a diario a las familias que dejaron aquí y esperan que algún día puedan volver a casa, cuando todo esto pase.

Capítulo aparte ha sido titular de los medios internacionales en los últimos días el asesinato de mujeres venezolanas en Trinidad y Tobago, un país que se ha hecho la vista gorda y no ha puesto mano dura al maltrato y la delincuencia que se ha ensañado contra nuestros connacionales.

Díaz

Este sábado El Nacional publicó la dramática historia de Joanna Díaz Sánchez, una joven de 33 años de edad que fue asesinada y enterrada por su pareja, Calvin Bahadur, un trinitario que confesó su crimen a la policía.

El 28 de agosto, la joven de 33 años de edad fue buscar un dinero en San Fernando, al sur de la isla. Ocho días más tarde, su cadáver, irreconocible, fue encontrado en un pozo séptico en la casa de su exnovio, un trinitario que la maltrataba verbal y físicamente, y que confesó el crimen a la policía. Sus familiares en Tucupita siguieron el funeral por una transmisión de Facebook. Su madre, en Venezuela, aún espera las cenizas de su hija.

Joanna Díaz habría conocido a Bahadur por Facebook y luego de meses hablando por la red social, la invitó a mudarse con él a Trinidad y Tobago. A comienzos de 2019, le compró un pasaje a ella y a su hija de 13 años para que viajaran de Tucupita, en lancha, hasta la isla. Buscaban escapar de la crisis económica, política y social que se vive en el país. Las venezolanas vivieron con el trinitario hasta febrero de este año, cuando ya el maltrato físico y verbal al que sometía a Díaz se hizo intolerable. La joven tenía 7 meses de embarazo cuando, presuntamente por los golpes de su pareja, perdió a una bebé.

Para leer su historia completa-> El Nacional

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias