#CrisisEléctrica | Apagones desmienten a Motta Domínguez | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Con información de LV

Los 15 días terminaron y los apagones continúan. El plazo que se fijó Luis Motta Domínguez, ministro de Energía Eléctrica, para terminar con los racionamientos de los estados del suroccidente del país venció este lunes y no fue suficiente para que miles de venezolanos no padezcan de los apagones pese a que la demanda eléctrica de Venezuela descendió a niveles de 1999.

“Los 15 días se convirtieron en una fecha indeterminada”, aseguró el ingeniero Miguel Lara, exgerente de la Oficina de Planificación del Sistema Interconectado Nacional (Opsis), quien afirmó que la falta de generación eléctrica en Los Andes no es por la sequía de los embalses, sino porque las plantas no funcionan, están averiadas. “El embalse Boconó Tucupido está lleno, el embalse de Planta Páez está llenó”.

El ministro atribuyó los racionamientos a la poca generación de energía por bajos niveles de agua en los embalses de La Vueltosa, Peña Larga y San Agatón, que están afectados –dijo- por la sequía.

Lara indicó que La Vueltosa, que sirve a la hidroeléctrica Fabricio Ojeda, se vació producto de la sobreexplotación de energía por las carencias de generación térmica en la región; pero tiene un problema que no está resuelto y que no informa el Gobierno. “El nivel del embalse sigue descendiendo, pese a que no se está produciendo energía”.

El ingeniero no ve posible una solución a corto plazo. Advirtió que los racionamientos seguirán. “Se profundizarán mientras no haya cambios en la decisiones para que ocurra un cambio del sistema que presenta sequías, pero de repuestos, de inversión y de personal especializado”.

Demanda en caída

La crisis eléctrica que afecta a los estados Trujillo, Mérida, Táchira, Portuguesa, Barinas, Alto Apure y Zulia –todos con plan de racionamiento- se registra en momentos en que la demanda eléctrica nacional disminuyó al menos cinco mil megavatios y llegó a niveles de 1999.

“El sistema está tan mal, que hay racionamientos severos pese a que la demanda viene decayendo profundamente. En 1999 la demanda eran de 11.000 megavatios y hoy estamos en 12.000. Estamos peor que en cualquier época. Entonces, no es la sequía es un modelo de gestión que es fallido”.

Motta Domínguez dijo el pasado 11 de marzo en un contacto con VTV: “Yo calculo que, con el favor de Dios, esto no debería pasar de 15 días (…) esperando que la madre naturaleza sea flexible y que llueva”.

Culminado ese lapso, Lara sostuvo que tendrán que decir “nuevas excusas”, mientras que el usuario afectado le toca dos opciones: “acostumbrase cada vez a un peor servicio o promover un cambio”.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias