+VIDEO | Crisis económica venezolana ataca por igual a ciudadanos y comerciantes | 800Noticias
800Noticias
Economía

800 Noticias

Lo único que no se detuvo en Venezuela por el coronavirus fue la crisis económica, la pandemia develó aún más la perdida del poder adquisitivo de los ciudadanos y la fragilidad del sector comercio por no poder enfrentar las consecuencias que ocasionó la cuarentena y las medidas aplicadas por la administración de Nicolás Maduro.

Prueba de esto, es la cifra de inflación publicada a principios del mes de octubre por el Banco Central de Venezuela de 844%, mientras que la Asamblea Nacional situó el marcador en 1.433 puntos porcentuales.

Esta situación tiene como una de sus víctimas a los ciudadanos, que están obligados a caminar por todos los mercados o abastos de las ciudades para poder comprar algún alimento, y así no gastar todo el sueldo en un solo producto.

En Venezuela el sueldo mínimo es de 400.000 bolívares, al cambio oficial unos 0,79 centavos de dolar, el más bajo del continente.

Asimismo, el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), informó el pasado 24 de octubre que la canasta alimentaria de septiembre tuvo un costo de Bs. 114 millones 28 mil 154,47; es decir, un ciudadano necesitaría 288 salarios mínimos para cubrirla o 225 dolares al cambio oficial.

Aunque la crisis económica tuvo un ligero freno con la dolarización de facto a principios del año, en este ultimo trimestre ni las remesas han podio detener el alza de los precios que ya aparecen en muchos locales marcados en dolares.

Pero el final no se ve cerca, el presidente de Consecomercio, Felipe Capozzolo, comentó que esta situación de abrir y cerrar semanalmente bajo el denominado esquema de 7+7, podría ocasionar que un 20% de los comercios en todo el país, alrededor de unos 40.000 negocios, cierren en diciembre, por no poder enfrentar la paralización económica provocada por la pandemia.

Aunque el mismo Maduro ha reiterado que el esquema «7+7» seguirá funcionando, lo que para él será la nueva normalidad, algo que pone en jaque a muchos comercios que no reciben intensivos económicos por parte del Estado, como ha ocurrido en otros países.

Capazzola explicó que hay sectores que requieren más de una semana de operatividad y señaló que el 90% de las empresas presentan problemas para costear los gastos operativos, nómina y reposición de inventarios. Añadió que los comercios para evitar los cierres están cambiando de rubro, pero alertó que mucho de ellos se han ido al campo informal, a través de las ventas por redes sociales.

El presidente del gremio resaltó que el consumo cayó un 70% en lo que va de año, incentivada por la inflación que supera el 1.000%, lo cual, está generando que los anaqueles de los automercados se vean llenos.

Síguenos por @800noticias