Cómo cuidar las uñas bajo el sol - 800Noticias
800Noticias
Salud y Belleza

800 Noticias

Cuando de viajar a la playa se trata no podemos descuidar ningún detalle: depilación, trajes de baño de última moda, sombrero, protector solar, lentes de sol, toalla, manicura y pedicura. Estas últimas son imprescindibles, pero, debido a la sal del mar y la exposición al sol suelen dañarse al instante. Descubre cómo cuidar las uñas bajo el sol y mantener tu manicura y pedicura perfectas en la playa.

Cuidado de las uñas en la playa

Manicura y pedicura duradera. Por efecto del sol, el agua salada y el contacto con la arena, es normal que cuando vamos a la playa el esmalte de uñas no dure nada y se opaque por completo su brillo original. Esto lo puedes evitar si eliges un color de esmalte que sea más duradero y resistente, por lo general se trata de esmaltes claros o en tonos pasteles, que aunque no son los más modernos para lucir en la playa, sí permitirán que tu manicura y pedicura sea más duradera.

Uñas hidratadas. El sol no solamente deshidrata tu piel. Para cuidar las uñas en la playa es necesario que las hidratantes, antes, durante y después. Puedes hacer uso de gotas de aceite de almendras o o ricino para evitar que la resequedad de la sal y los rayos ultravioletas destruya la superficie de la uña y arruine la piel de tus dedos.

Uñas protegidas. Aunque no lo creas, esa capa protectoria de brillo que aplicas antes del esmalte es más útil que cualquier otro paso de tu manicura o pedicura. Antes de pintar tus uñas para ir a la playa no olvides aplicar una o dos capas de brillo endurecedor o protector, esto permitirá cuidar las uñas bajo el sol y que sean más resistentes a los efectos del sodio.

Hidrata tu piel. Para que la manicura y pedicura luzcan impecables también hay que hidratar tus manos y pies. El sol y la sal resecan en exceso la piel, por lo que es recomendable que apliques crema humectante todos los días en manos y pies para cuidar tus uñas bajo el sol.

Protege la piel del sol. Proteger tus manos y pies del sol es necesario, el bronceado maltrata la piel, es nocivo para su salud y además hace que tu manicura y pedicura luzca realmente terrible. Evita broncear tus manos y tus pies.

Evita los tonos oscuros y no olvides retocar. El sodio es el responsable de hacer que tu esmalte de uñas se pele al segundo día de exposición solar. Para evitar esto evita los colores muy oscuros como el vino o el negro que hacen más evidente que la manicura o pedicura se ha deteriorado. Asimismo, recuerda siempre llevar tu esmalte de uñas contigo para retocar la pintura después de un día de playa.

Síguenos por @800noticias