Colombia estableció controles para recuperar los espacios públicos tomados por venezolanos | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Agencias

El Gobierno Nacional puso en marcha desde este viernes las primeras acciones con miras a reordenar el tema migratorio en el área metropolitana y algunos municipios del departamento en los que se presentan problemas de seguridad, informalidad y espacio público.

La iniciativa se produce en momentos en que el Concejo de Cúcuta acaba de aprobar una proposición de la autoría del concejal Guillermo León Báez, en la que se pide al presidente Iván Duque que restablezca las relaciones diplomáticas con la hermana república de Venezuela, a fin de que se ponga fin a casi cinco años de aguda crisis social en los dos países.

El viernes, muy temprano, en una acción articulada desde la Gerencia de La Frontera, la Policía, Migración Colombia y la alcaldía de Villa del Rosario, se implementaron, por fin, los esperados controles para la recuperación del espacio público en los alrededores de la cancha de fútbol de este municipio, donde se agolpan a diario unas 250 personas, todas provenientes del vecino país.

El alcalde Eugenio Rangel Manrique mencionó que esta intervención era esperada con expectativa ya que en ese lugar ya se habían instalado más de 50 cambuches en los que convivían ancianos y niños en difíciles condiciones. Ahora lo que sigue es el sector de Las Parrillas y La Parada, en donde se concentra el mayor volumen de migrantes y de problemas.

Los controles están dirigidos a erradicar el microtráfico, trata de personas, explotación de niños y adolescentes, problemas que se acrecentaron en su territorio en el último año, dijo el mandatario.

Expresó que Villa del Rosario es quizás el municipio del país más afectado por la crisis migratoria, pero también el más olvidado.

Hoy se cuenta allí con más de 36.000 venezolanos, los que se suman a los 90.000 habitantes que tiene el municipio. Tenemos problemas de todo tipo y ello demanda inversión, y para ello no contamos con recursos, subrayó Rangel.

El gerente de la Frontera, Felipe Muñoz, dijo que lo que se pretende con los controles en Villa del Rosario es que el espacio público no se convierta en sitio de estancia.

Flujo educativo aumenta

Durante la presentación del informe educativo en la sesión del Puesto de Mando Unificado, que se llevó a cabo en el Centro de Gestión Integral de Riesgo de Desastres (Cegird), Muñoz llamó la atención por el incremento del 60 por ciento de la matrícula de niños venezolanos en municipios del área metropolitana.

En Norte de Santander el año pasado se venía prestando el servicio a 9.600 escolares, pero este año se pasó a 15.200. En Cúcuta se pasó de 9.000 a 14.000.

Los municipios afectados con este incremento son también Villa del Rosario, Ocaña, Tibú, El Tarra, Los Patios y Pamplona. El servicio de transporte escolar se viene prestando con el apoyo del Consejo Noruego de Refugiados, alcaldías y Gobernación.

Muñoz insistió en que todo lo que les pasa a los hermanos venezolanos tiene un solo culpable: “el régimen de Nicolás Maduro, que obliga a su propia gente a abandonar el país”.

Agregó que el Gobierno de Colombia mantiene el compromiso de apoyar al país vecino en las necesidades humanitarias que se tengan y ratifica el uso de la vía diplomática y de cooperación internacional con el fin de proteger la vida de los venbezolanos a través de los progamas sociales que se encuentran activos en el país para su beneficio.

Muñoz también destacó el apoyo de la comunidad internacional en la atención de la crisis migratoria.

Tienditas dejó de ser acopio

Qué pasó con las ayudas que llegaron para los venezolanos y que se almacenaron en las bodegas del Puente de La Unidad (Tienditas), provenientes de los Estados Unidos, Chile, Honduras, Puerto Rico, Guatemala, y un privado, a las cuales se les impidió el paso hacia el vecino país por parte de la Guardia Nacional Bolivariana.

El gerente de la Frontera, Felipe Muñoz, manifestó que desde agosto del año pasado se cerró el tema de Tienditas con las ayudas humanitarias. Todos los elementos que habían allí fueron distribuidos a oenegés y organizaciones de migrantes de retornados colombianos y comunidad receptora.

Dijo que con el liderazgo de la embajada de Colombia del Gobierno Interino de Venezuela y con conocimiento de los países donantes, se implementaron estrategias para realizar la distribución de los suministros en Colombia a venezolanos que por cuenta de la crisis que atraviesa su país llegaron hasta el territorio colombiano. Dicha entrega se produjo con base en la identificación de necesidades críticas, beneficiando también a algunas poblaciónes colombianas vulnerables.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias