Claves para aplicar el blush correctamente - 800Noticias
800Noticias
Salud y Belleza

800 Noticias

El blush también conocido como rubor se utiliza para impartir un tono suave a la piel, no para hacer una mancha fuerte de color. Lo ideal es que no se note donde empieza ni termina la aplicación.

Por el contrario, este debe mezclarse con el rubor natural de las mejillas. Para que ese efecto dure por lo menos seis horas, hay que proveerle un fondo donde apoyarse, por lo que se necesita de la aplicación de la base y una capa ligera de polvo traslúcido, antes de emplear el producto.

Cómo aplicar el blush

Recuerde que el rubor es polvo concede una acción más natural que la crema. La clave es incorporarlo bien. Para ello se requiere del uso de la brocha más gruesa y a la vez más suave que pueda adquirir.

Húndala en el colorete o blush y luego sóplela para quitarle el exceso de polvo, a continuación, sonría de manera amplia que haga más protuberantes y bien marcadas las mejillas, y aplique el colorete sobre las “manzanita” de la mezcla, difumándolo después hacia las sienes.

Repita ese proceso, usando otra brocha, ahora con un tono de colorete similar pero algo más pálido. Esta segunda aplicación permitirá que el color dure más.

Sino cuenta con los dos tonos, puede sustituir la segunda mano con polvos traslúcidos. Si el color queda disparejo o hace franjas, probablemente es que necesita lavar la brocha.

Brochas

Otra de los puntos clave son usar la brocha correcta, las de cerdas suaves son ideal que tengan un tamaño mediano y mediano y mango largo. Con ellas puede hacer movimientos más largos, difuminados y puede definir el área con mayor precisión.

Las brochas suelen acumular grasas de la piel y producen manchas al aplicar el colorete. Para evitar ese problema, debe comprarse brochas de cerda natural y lavarlas semanalmente con un champú suave.

Consejos

1 Busca un rubor de un color que se asemeje al color de la piel para usar durante el día y, para la noche que tenga un toque de contraste.

2 Si su color de piel es pálida puede elegir tonos rosas y claros.

3 Para las de piel morena, puede buscar tonos apagados y con tintes rojizos.

4 Si por el contrario tú piel no es ni muy blanca, ni morena sino que esta en el punto medio aproveche los tonos más oscuros en tonos rosa o duraznos medios.

5 El blush se coloca después que maquillarte los ojos o incluso de tener todo el maquillaje completo.

6 Si tienes la piel seca, elige un blush en crema para que logre darle textura a tus mejillas.

7 Si tu piel es mixta o grasa, búscalo en polvo.

Síguenos por @800noticias