¡Aplausos de pie! | Con salas llenas Venezuela celebra hoy el Día Nacional del Teatro | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

Agencias

El Día Nacional del Teatro en Venezuela se celebra el 28 de junio de cada año. Este es un sentido homenaje a los dramaturgos, actores y trabajadores de las tablas. Y fue decretado el 13 de junio de 1978, por el entonces presidente Carlos Andrés Pérez. El arte teatral en el país es premiado con el Premio Nacional de Cultura, en la categoría de Teatro. El nivel del teatro venezolano es reconocido a nivel mundial.

La celebración del Día Nacional del Teatro hace referencia a un registro del libro de actas del Cabildo de Caracas solicitando autorización para realizar un espectáculo teatral el 28 de junio de 1600. Constituyéndose así en la primera representación teatral institucionalizada en el territorio venezolano. Claro está que el surgimiento de este arte ya databa de finales del siglo XVI, cuya temática era básicamente religiosa. Algunos historiadores afirman que el 21 de agosto de 1595 se presentó un espectáculo de comedia.

El teatro venezolano tiene sus particularidades, una mezcla de influencias culturales que se integran con las características vernáculas de nuestro país. La arquitectura del siglo XIX dedicó su ingenio a hermosos recintos, así como el siglo XX también dio su contribución. Ejemplos de ello son: Teatro Nacional, Teatro Municipal, Teatro Principal de Caracas, Teatro Juares de Barquisimeto, Teatro Catia, y el  Complejo Cultural Teatro Teresa Carreño.

Una legión de dramaturgos, directores y actores han engalanado las tablas para recordar el Día Nacional del Teatro en Venezuela. Su labor ha sido reconocida con el Premio Nacional de Teatro (actual Premio Nacional de Cultura). Entre ellos contamos: César Rengifo, Rodolfo Santana, Pilar Romero, Rafael Briceño, América Alonso, Horacio Peterson, Ana Julia Rojas, Carlos Giménez y su famoso “Grupo Rajatabla”, así como los considerados “la santísima trinidad” del teatro nacional: José Ignacio Cabrujas, Isaac Chocrón y Román Chalbaud.

Pese a la crisis humanitaria que se vive en Venezuela, los amantes del arte no han dejado de asistir a las salas, es una manera de oxigenar un poco el alma y aislar de la mente tantos problemas, aunque sea durante las dos horas que dura el espectáculo. Los actores venezolanos lo agradecen, primero porque ellos también tienen derecho a trabajar y subsistir y segundo porque logran ser instrumento para el entretenimiento y la risa, tan necesarios en este momento para la salud mental de los venezolanos. ¡Aplausos de pie para todos quienes lo hacen posible!

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias