Amaia Montero: “Engordar es lo peor que puedes hacer en España” | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

El Mundo

Amaia Montero se defiende ante las críticas de un show en el que todo falló: “Lo que me pasó a mí, le pasa también a Bob Dylan”. Y aclara que “no había tomado nada” como se le acusó.

Pese a que su último disco, Nacidos para creer, ha sido número uno en ventas, desde que lo publicó se ha hablado más de ella por su físico y por una pelea viral con su banda en pleno concierto que por sus canciones. Y aunque asegura que ha sido el peor momento de su carrera, no elude el tema.

  • Te ha pasado de todo desde que salió ‘Nacidos para creer’, ¿aún crees en algo?
  • Sí, creo en mí porque no hubiera llegado hasta aquí si no. Tengo la ilusión intacta porque a lo largo de toda mi carrera he sido más de una vez un ave fénix que ha ardido para volver a alzarse. Con todo lo que ha pasado he aprendido que hay personas que, sencillamente, no merecen la pena. De eso habla la canción que da nombre al disco, es un ajuste de cuentas para toda esa gente que te juzga sin saber nada de ti.
  • La letra comienza: “Hay quien encuentra raro que a los 40 no esté casada”. ¿De verdad? ¿En 2018?
  • ¡Es tremendo! Claro que pasa. Si un chico no está casado a los 40 a nadie le parece mal: “Mírale qué listo, qué bien se lo ha montado”. Pero en una mujer les parece que implica cierto fracaso. Es un machismo absoluto. Yo no me he casado porque he estado haciendo otras cosas y no se ha dado. Punto. Ojalá el 8M sirva para que se nos valore por nuestras aptitudes y no por nuestro físico o nuestras relaciones. Pero, por ahora, no ha cambiado demasiado.
  • Hablando del físico, la canción sigue…
  • “Otros juran que bebo y que en persona no valgo nada, que hace dos o tres tallas que no entro en mis vaqueros”. Es que, en este país, engordar es lo peor que puedes hacer. Estuve un tiempo apartada preparando el disco y, cuando reaparecí, todo el mundo se puso a hablar de mi cambio físico, de mi transformación facial. De que he cumplido años, vamos. Me han caído por todos los lados. Esta canción era un desnudo integral, un striptease emocional, y pensé que era muy dura, pero al final me he quedado corta visto todo lo que pasó tras el famoso concierto de Cantabria…
  • Claro, no me gusta la carnaza, pero tampoco voy a evitar lo obvio. Mira, nadie lo explicó mejor que Manolo García en su carta de apoyo. Fue una anécdota, algo que le ha pasado a todos los artistas alguna vez, y me ha servido para saber quiénes son los míos, quiénes pondrían la mano en el fuego por mí: Manolo García, Vicente Amigo, Benjamín Prado, mi hermana Idoia… Los demás me dan igual.
  • Estaba yo allanando el camino para preguntar por el tema, pero ya que lo sacas tú…
  • Sin entrar en detalles técnicos, todo falló. Yo no oía la batería. Empezamos a intentar arreglarlo sobre la marcha y cada cosa que hacíamos generaba un problema nuevo. Y las condiciones eran malas: estábamos bajo una lona, llovía. Era una movida muy grande, imposible de arreglar, pero como yo creo en el show must go on, pues tiré, tiré y tiré hasta que ya fue insostenible. Y me equivoqué. Y me disculpo, Pero esto nos pasa a todos, empezando por el señor que está en mi camiseta.
  • Por si alguien estaba en Marte el mes pasado, lo que sucedió fue que se hizo viral un vídeo en el que discutías con los músicos en pleno concierto y perdías el control de la situación. ¿Qué pasó?
  • ¿Hablas de Bob Dylan?
  • Sí, a Dylan también le pasa. En primavera tocó varios días en el Auditorio Nacional. Yo fui el segundo y le falló el sonido. No tocó los bises. Y Benjamín Prado me dijo que el día anterior se había quedado sin voz en un momento dado. Y era el Auditorio, no una carpa en unas fiestas. ¿Dijo alguien algo? ¿Dijeron que si había tomado algo? No, se entiende que son cosas que pasan. Dylan, a Sabina, a Eddie Vedder… Pero si soy yo me pegan hasta en el carnet de identidad. Me insultaron hasta por hablar inglés con mis músicos… que son varios ingleses.
  • En el vídeo se te veía fuera de ti.
  • Claro, perdí los nervios. Se me olvidó hasta la letra de La playa, que debe ser la canción que más veces he cantado en mi vida. Pero eso fue lo único que pasó: un fallo técnico y nervios. Nada más.
  • Se dijo que habías bebido o tomado pastillas.
  • No había tomado nada. Si no saben nada de mí, no sé cómo se atreven a decir lo que se ha dicho. Se me ha sacudido con saña y en lo personal. Lo que he sufrido ha sido acoso, puro bullyng, una masacre.
  • ¿Ha sido el peor momento de tu carrera?
  • Sí, el peor sin duda. Ha sido horrible, brutal. Lo he pasado muy mal. No me lo esperaba, y mira que me han pasado muchas cosas en 22 años de carrera. Ha sido muy decepcionante porque yo lo he sacrificado todo por mi carrera y parece que mucha gente no lo entiende o no lo quiere entender. No pretendo gustar a todo el mundo, pero merezco que se me respete.

 

Síguenos por @800noticias