Steve Wozniak Co-fundador de Apple cumple 65 años | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Sin Steve Wozniak no hubiese existido Apple. Las primeras máquinas de Apple fueron obra de “Woz”, el impulsor de la revolución de la computadora personal a mediados de la década de 1970 y quien sentó las bases de la actual multinacional estadounidense con sede en Cupertino.

Él tuvo la idea de combinar los componentes en una placa base con un único circuito. Así, Wozniak, que el 11 de agosto cumple 65 años, se aseguró un lugar en la historia de la informática.

Después de este lanzamiento pionero, al ingeniero sin embargo le resultó difícil encontrar su lugar en la nueva industria. En ese entonces vivía con su amigo de la infancia y cofundador de Apple, Steve Jobs.

Mientras Jobs se convertía en el ícono de la tecnología, Wozniak no pudo diseñar nunca más un dispositivo innovador como las computadoras Apple I y II.

A Jobs y Wozniak los unía el interés por la electrónica, pero también el placer por la música y los chistes. “Woz fue la primera persona que conocí que sabía más de electrónica que yo”, dijo alguna vez Steve Jobs.

Wozniak, cinco años mayor que su amigo, no sólo lo acercó a las canciones de Bob Dylan. También las bromas sellaron su amistad, contó el biógrafo de Jobs, Walter Isaacson.

Steve Wozniak creció con componentes electrónicos como juguete favorito. Su padre era un ingeniero que trabajaba para la empresa aeroespacial y de defensa Lockheed. También durante su adolescencia Woz pasaba horas dedicado a los circuitos electrónicos. “Siempre quise ser un ingeniero”, dijo.

En un principio, Woz quiso revelar a otros aficionados el diseño de su computadora personal, que más tarde se convirtió en la Apple I. Jobs tuvo que convencerlo para que creara una empresa y vendiera los ordenadores.

Jobs era el empresario, Woz el ingeniero: una división de tareas en Apple que ambos aplicaron desde el principio, empezando por la “Blue Box”, un aparato electrónico con el que conseguían engañar a los sistemas del ex monopolio telefónico de AT&T y gracias al cual se hacían llamadas de larga distancia gratis.

Woz había leído en un artículo de una revista que todas las frecuencias de control de la red de AT &T se encontraban disponibles en un manual público. Mientras el gigante de las telecomunicaciones se dedicaba a quitar rápidamente de circulación las copias de las bibliotecas, los amigos se metieron un domingo en una librería cerrada y se hicieron con la información. Wozniak fue el primero que logró construir un “Blue Box” digital.

Primero utilizaron el dispositivo sólo por diversión. Una vez, llamaron al Vaticano desde una cabina telefónica. Wozniak se hizo pasar por el secretaria de Estado norteamericano, Henry Kissinger, y exigió con urgencia hablar con el papa. No llegaron al pontífice, pero el aparato electrónico funcionaba y Jobs tuvo la idea de hacer dinero con la “Blue Box”.

Los componentes costaban alrededor de 40 dólares y Jobs lo empezó a vender a 150 dólares. Fabricaron unos 100 aparatos y vendieron casi todos.

Los equipos que diseñó Wozniak fueron el primer gran éxito de Apple. Mientras que la compañía empezó a crecer rápidamente y con éxito, cada vez se hacía más evidente la diferencia entre los dos amigos. En el fondo, Woz siempre fue un aficionado, un “nerd”, un alma bastante ingenua, sin la aspiración al éxito y sin la aspereza de Jobs.

Cuando Jobs dejó de lado a varios empleados en el momento en que Apple salió a Bolsa, Wozniak les regaló acciones de su paquete. Al mismo tiempo, había pasado la época del garaje de Apple y una gran parte del desarrollo siguió sin Wozniak.

En febrero de 1981, el ingeniero sufrió un accidente mientras pilotaba un pequeño avión. Su novia estaba a bordo. Sufrió heridas en la cabeza y durante semanas trastornos de la memoria.

Después del accidente decidió tomar un descanso de Apple y organizó dos festivales con música y tecnología. En 1983 regresó a la empresa para despedirse definitivamente en 1985. Desde entonces, viaja por el mundo como una leyenda viva que cuenta los inicios de la industria del PC. Ha donado dinero, participado en el programa televisivo de baile “Dancing with the Stars” e incluso hizo de sí mismo en la exitosa comedia “Big Bang Theory”.

Woz regresó al negocio de la tecnología en 2009 como jefe de desarrollo de la empresa de almacenamiento “Fusion-io”, que fue adquirida el año pasado por los competidores SanDisk.

Mientras, su primera gran obra continúa viento en popa incluso después de la muerte del jefe de la empresa, Steve Jobs.  Apple es la compañía más valiosa del mundo.

Fuente: eluniversal.com

Síguenos por @800noticias