+VIDEO | TECNOLOGÍA | ¡Así será el Rolls-Royce de los próximos 100 años! | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Agencias

Como ya hiciese con el Mini del futuro, BMW también ha querido adelantarse 100 años para intentar imaginar cómo va a ser el Rolls-Royce que se venda en el próximo siglo. El resultado del estudio refleja un vehículo con los valores que se les pide a los carros del futuro que no son otros que una propulsión limpia, una conducción autónoma muy avanzada y una experiencia aún más individualizada según el conductor que se ponga al volante de este Rolls-Royce del futuro.

En cuanto a su diseño, impresionante y futurista, sigue manteniendo ciertas normas que representan los modelos de la marca británica como son el capó largo, sus grandes dimensiones o ese frontal prominente que es sello característico de los Rolls-Royce. Además, y ya pensando en las características que pueden ser diferenciadoras en los próximos 50 o 100 años, el diseño exterior y del chasis podrá personalizarse al gusto del cliente.

Si hablamos de su mecánica, el Rolls-Royce del futuro dejará de lado su motor V12 para montar un motor de propulsión eléctrica, que casa perfectamente con el proverbial confort de marcha de los autos ingleses que, en este Vision Next 100 se potencia aún más gracias a una moderna suspensión.

Por supuesto, como creación futurista, la tecnología es parte fundamental y tiene nombre de mujer: Eleanor. La dama que da nombre al Espíritu del Éxtasis se convierte en nuestro asistente personal en el Rolls-Royce Vision Next 100. Ella será nuestro chófer, gestionará nuestra agenda y velará por nuestra seguridad con tecnologías de conectividad con el resto de vehículos y con las infraestructuras.

Otro de los sellos determinantes de los Rolls-Royce, a lo largo de toda su historia, es el lujo que podemos encontrar en su interior. Dentro de 100 años también será un punto vital, según refleja BMW. En el Vision Next 100 el habitáculo se concibe como el de los carruajes clásicos, tanto por disposición interior (al ser un vehículo autónomo no necesita salpicadero ni volante) como por la configuración de los asientos, que se sustituyen por un sofá que Rolls pretende que sea “el asiento más cómodo de la casa”. De hecho, está tapizado en seda. A sus pies, una alfombra de lana. La madera que reina en el interior es otro guiño al clasicismo de las carrozas, pero las pantallas OLED que pueden proyectar cualquier tipo de información o de contenido de entretenimiento a los pasajeros.

Fuente: autofacil.es

Síguenos por @800noticias