Un tribunal japonés ordena parar dos reactores nucleares por razones de seguridad | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP

Un tribunal japonés ordenó el miércoles detener la actividad de dos reactores nucleares de la central de Takahama (oeste) por razones de seguridad, invocando el precedente del desastre de Fukushima, acaecido hace cinco años.

Con esta decisión, de aplicación inmediata, solo quedan en funcionamiento dos reactores en el archipiélago, en tanto que varias decenas están parados a consecuencia del accidente de Fukushima, en el noreste del país.

El fallo adoptado por el tribunal del distrito de Otsu ordena la desconexión de la red de distribución de los reactores 3 y 4 de la central de Takahama, situada a 350 km al oeste de Tokio, operada por la Kansai Electric Power.

“A la luz del accidente de Fukushima (…), persisten interrogantes sobre las medidas de protección ante un tsunami y sobre los planes de evacuación”, indicó el magistrado a cargo del caso, citado por la televisión pública NHK.

“No se puede afirmar que la compañía haya dado explicaciones suficientes sobre cuestiones de seguridad” en la central, agregó.

Los demandantes, 29 residentes de la prefectura de Shiga (contigua a la de Fukui, donde se hallan los reactores), recibieron la sentencia con júbilo, enarbolando pancartas en las que encomiaban “la valentía del jurado”.

“Es una victoria histórica”, declaró Hisayo Takada, de la organización ecologista Greenpeace en Japón.

“El tribunal envía un mensaje claro al sector nuclear, una semana después de la decisión de inculpar por negligencia profesional a exdirigentes de la compañía que operaba la central de Fukushima”, agregó Takada.

– Un golpe para Abe –

La sentencia representa un severo golpe para los planes del primer ministro conservador Shinzo Abe de reactivar los reactores que hubiesen obtenido certificados de conformidad a las nuevas normas, endurecidas por la Autoridad Nuclear nipona tras ese accidente.

“La evaluación [de la Autoridad nuclear] de que esos reactores están en conformidad con las normas más estrictas del mundo no ha cambiado”, pese al dictamen del tribunal, declaró el portavoz del gobierno, Yoshihide Suga, en una conferencia de prensa.

Kansai Electric Power estimó “lamentable e inaceptable” el fallo del tribunal de Otsu.

“Haremos lo posible para demostrar la seguridad de los reactores Takahama 3 y 4”, dijo un vocero de la firma en una conversación telefónica con la AFP.

Se trata de la primera vez que la justicia ordena detener el funcionamiento de instalaciones nucleares que se habían reactivado.

Takahama 3 se había reactivado en enero y en febrero se conectó a la red eléctrica, pese a los cuestionamientos de los grupos ecologistas.

Takahama 4 se reactivó a fines de febrero, pero tuvo que ser desconectada tres días más tarde, por un problema técnico. De hecho, seguía inactiva estos días, aunque la empresa trataba de volver a ponerla en marcha a breve plazo.

Las denuncias ya habían obligado a Kansai Electric Power a aplazar varios meses el encendido de los dos reactores, pero en diciembre pasado un tribunal de apelación falló en su favor.

El tsunami que colapsó la central de Fukushima en marzo de 2011 fue provocado por un sismo de magnitud 9.

Oficialmente, nadie murió a causa de las radiaciones de la central, aunque las autoridades reconocen que cientos de vecinos de la zona murieron por las consecuencias de la catástrofe, la difícil evacuación o la degradación de sus condiciones de vida.

Síguenos por @800noticias