Un centro militar inglés examina la sustancia que envenenó a exespía ruso | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Un centro de investigación militar ubicado en el centro de Inglaterra examina el origen de la sustancia que supuestamente ha envenenado al exespía ruso Sergei Skripal y a su hija, Julia, quienes se encuentran en un estado grave, informan hoy los medios.

Expertos del Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa de Porton Down, en el condado de Wiltshire (centro de Inglaterra), trabajan para identificar la misteriosa sustancia.

Skripal, de 66 años, y su hija Julia, de 33, permanecen ingresados en un hospital de Salisbury, en Wilthsire, tras ser hallados inconscientes el domingo cerca de un centro comercial de esa ciudad, mientras las autoridades no descartan la posibilidad de que Rusia esté implicada en este envenenamiento.

“Afortunadamente, cerca de aquí en mi circunscripción, en el laboratorio de defensa, ciencia y tecnología de Porton Down, habrán recibido la sustancia y van a tratar de evaluar lo que puedan, no tengo dudas”, dijo hoy a la cadena BBC el diputado conservador John Glen, de la circunscripción de Salisbuy.

Este laboratorio, de más de cien años de antigüedad, es uno de los más importantes del Gobierno y es una de las instalaciones más secretas del Reino Unido, que ocupa varias hectáreas.

El experto en toxicología ambiental de la Universidad inglesa de Leeds Alastair Hay dijo hoy a la BBC que llevará tiempo hasta que los científicos puedan tener los resultados del análisis puesto que habrá que observar muestras de fluidos y tejidos, así como considerar los síntomas que ha provocado la sustancia.

“Los fluidos corporales requerirán una preparación significativa antes de que puedan ser colocadas en un instrumento (para su evaluación). Así que esto puede llevar un día o varios”, dijo Hay.

El comité de emergencia Cobra -formado por los principales ministros, los servicios secretos y la Policía- se reúne hoy en Londres para analizar el caso de este exespía y establecer si hay o no una implicación de Rusia en el supuesto envenenamiento.

La unidad antiterrorista de Scotland Yard, en Londres, se ha hecho cargo del caso por contar con más recursos para investigar, según informó ayer la Policía de Salisbury.

El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, adelantó ayer que el Gobierno de Reino Unido “responderá con contundencia” si se descubre que Rusia estuviera detrás de la intoxicación.

Skripal, doble agente al haber colaborado para el servicio de espionaje británico MI6, vivía refugiado en Salisbury.

Este exespía, según los medios, fue un antiguo coronel del espionaje militar de Rusia, condenado en 2006 a 13 años de prisión por alta traición tras ser procesado por haber colaborado durante años con el MI6.

En 2010 fue puesto en libertad en un intercambio de espías, canje que tuvo lugar en una pista del aeropuerto de Viena, en lo que en su día fue uno de los más notorios desde la época de la Guerra Fría.

Skripal fue llevado al Reino Unido, donde se instaló en Salisbury, ciudad conocida por su catedral y donde el exagente llevaba una vida aparentemente muy tranquila.

Este caso recuerda al del exespía ruso Alexander Litvinenko, quien murió en Londres en noviembre de 2006 tras ser envenenado con la sustancia radiactiva Polonio-2010 contenida en un taza de té que tomó en el hotel Millenium de la capital británica mientras estaba reunido con dos ciudadanos rusos, Andrei Lugovoi y Dmitri Kovtun.

Síguenos por @800noticias