Turquía tacha de “inaceptable” que EE.UU. arme a la guerrilla kurda de Siria | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El viceprimer ministro turco Nurettin Canikli ha calificado este miércoles como “inaceptable” el plan de Estados Unidos de entregar armamento pesado a la guerrilla kurda de Siria, las Unidades de Defensa Popular (YPG), para intensificar la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

“No se puede aceptar”, dijo Canikli en una entrevista en la televisión turca A Haber, “que Estados Unidos entregue armas al grupo YPG”.

Turquía considera a las YPG un grupo terrorista por su vínculos con el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda presente en Turquía.

La Casa Blanca anunció ayer que el presidente estadounidense, Donald Trump, había autorizado “proveer a los efectivos kurdos de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) de lo que sea necesario para asegurar una clara victoria en Al Raqa”, la ‘capital’ del Estado Islámico en Siria.

El YPG, la fuerza dominante en el conglomerado del FSD, no figura en la lista de organizaciones terroristas de EEUU, en la que sí se halla el PKK.

“A través del YPG, Estados Unidos da todo tipo de apoyo a la organización terrorista PKK. Nosotros no podemos aceptar la presencia de organizaciones terroristas que amenazan el futuro del Estado de Turquía”, insistió Canikli.

“Esperamos que los dirigentes estadounidenses digan basta a ese error y dejen de cometerlo. Una política así no es beneficiosa para nadie; no se puede uno meter en el mismo saco que las organizaciones terroristas”, dijo el político turco.

“Estamos realizando todas las intervenciones diplomáticas necesarias y las seguiremos realizando. Para luchar contra el Dáesh (el EI en sus siglas en árabe) hacen falta operaciones terrestres, pero que puedan tener éxito con el YPG no tiene relación alguna con la realidad”, remachó Canikli.

En los meses pasados, el Gobierno turco había ofrecido reiteradamente a Washington poner sus propias tropas, que desde agosto controlan un importante territorio en el noroeste de Siria, al servicio de la ofensiva contra Al Raqa.

Pero la distancia entre estas tropas y la ‘capital’ del EI supera los 150 kilómetros, y una intervención desde la frontera turca, a apenas 80 kilómetros, tendría que atravesar territorio bajo control del YPG, que se halla prácticamente en las puertas de Al Raqa.EFE

Síguenos por @800noticias