Telefónica compra los derechos televisivos del fútbol español | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Madrid, España | AFP | El gigante español de las telecomunicaciones Telefónica pagará 600 millones de euros por los derechos exclusivos de retrasmisión por televisión de los principales partidos de las Ligas de primera y segunda división y la Copa del Rey de fútbol, informó este viernes.

“La Liga y Telefónica alcanzan un acuerdo para la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales del fútbol de pago en el mercado nacional durante la temporada 2015/16”, anunciaron en un comunicado.

El acuerdo, por 600 millones de euros (669 millones de dólares) “otorga a Telefónica los derechos de explotación en exclusiva de Liga BBVA, Liga Adelante y toda la oferta de pago de los partidos de Copa del Rey”, precisó.

Ambas entidades consideraron que este acuerdo es “también beneficioso para el resto de los operadores, los clubes y los aficionados”.

La Liga de Fútbol Profesional española había estimado la semana pasada que la venta de los derechos televisivos a nivel internacional aportarían esa misma cifra por temporada.

“Tras la ronda de petición de ofertas realizada en el mercado internacional de los derechos audiovisuales, la Liga quiere señalar que las cantidades que se van a obtener serán de aproximadamente 600 millones de euros por temporada, hecho que constituye un avance muy importante”, había asegurado en un comunicado.

De este modo, los ingresos totales por la retransmisión del fútbol profesional español ascenderán de 785 millones de euros en la temporada 2013-2014 a 1.200 millones en la que está a punto de empezar.

Este acuerdo se realizó bajo un nuevo sistema de venta centralizada de los derechos que busca mejorar los ingresos y ayudar a la liga española a competir con la Premier inglesa, ante la que temía perder algunos de sus mejores jugadores.

La Premier League vendió sus derechos de televisión a BT y Sky Sports por 6.900 millones de euros para las temporadas 2016-2019.

Hasta ahora cada club negociaba individualmente sus ingresos con las operadoras, lo que beneficiaba a los grandes como FC Barcelona y Real Madrid.

En mayo, los futbolistas españoles amenazaron con declararse en huelga contra el nuevo sistema de venta centralizada pidiendo que se dedicase una parte mayor a los clubs más pequeños. El paro se vio impedido por una decisión judicial.

Síguenos por @800noticias