Tángana legislativa: Jaua, Gúzman y Marquina se guindaron en plena sesión por “la niñera” | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Por Mildred Manrique

Además de los debates políticos, en el hemiciclo de sesiones de la Asamblea Nacional (AN) se generan situaciones de confrontación dónde los diputados se ofenden mutuamente. Las groserías, los trapitos al sol, los abucheos y hasta los manoteos se volvieron rutina.

En la sesión de este 18 de febrero, los protagonistas de la tensión y verborrea fueron los diputados Rafael Guzmán (MUD) y Elías Jaua (Psuv). Durante la discusión sobre las medidas económicas del aumento de la gasolina, anunciadas este miércoles 17 de febrero, por el presidente Nicolás Maduro, el asambleísta opositor acusó al oficialismo de distanciarse de las demandas del pueblo y dijo, que en lugar de conceder soluciones han despilfarrado y malversado los recursos del Estado. En alusión precisa a Jaua, recordó el caso del viaje a Brasil que habría hecho con aviones de Pdvsa, junto a su familia y una niñera que, además, llevaba un arma de fuego en un maletín.

Jaua explotó. De inmediato hizo señas desde su curul al presidente de la AN para solicitar derecho a réplica, mismo que fue concedido, “sólo por 3 minutos”, le respondió Ramos Allup. La cara del diputado se enrojeció, pero no de pena, sino de molestia. “Sigo siendo el mismo rebelde, revolucionario y más chavista que nunca. No sean cobardes. El asunto es conmigo, no con una humilde trabajadora que está al cuidado de mis hijos”, dijo enfurecido.

“No tengo miedo de ser investigado, como tampoco tengo la culpa que (Henrique) Capriles está fuera del ranking de las presidenciales”, gritó el denominado “protector del estado Miranda”.

En medio de este escenario, de pronto un hombre que se encontraba en palco dos se asomó y le preguntó a Jaua ¿dónde está la cachifa?, acción que desató la furia de toda la bancada oficialista, quienes enseguida voltearon hacía donde provenía el comentario y comenzaron a tomar a amenazar y tomar fotos: “baja y dímelo aquí. Ven baja pues”, le decía la diputada y exministra de la Defensa, Carmen Meléndez, así como también el jefe de bancada, Héctor Rodríquez, en conjunto con Víctor Clarks, Tanía Díaz,entre otros.

Sin pensarlo, Rodríguez corrió hacía la tribuna de la directiva para exigirle a Henry Ramos Allup que evitara que se hicieran este tipo de comentarios “faltas de respeto”, por lo que, el presidente del Palacio Federal Legislativo llamó la atención como ya es costumbre, a las barras que no pierden oportunidad para atacar a los diputados del Psuv, o de la MUD, en tal caso.

El joven que le gritó a Jaua no se asomó más, pero fue a parar en palco uno dónde estaba la prensa. Su cara era de susto, pero a la vez sentía seguridad de que allí no le pasaría nada, pues luego de su actuación se quitó del la baranda y se quedó en mute.

La sesión prosiguió después de este episodio. La orden del día había sido modificada, la primera discusión del Proyecto de Ley de Producción Nacional fue diferida, en solicitud de la bancada opositora, y en su lugar entró el tema de las medidas económicas.

Jaua en su derecho de palabra en este punto, hizo mención al alcalde del municipio Sucre,  Carlos Ocariz, acusándolo de hacer viajes a Estados Unidos -dónde está internado en un hospital su hijo Plablo, de 14 años por problemas de Leucemia- presuntamente con recursos de su ayuntamiento. “Qué diga de dónde saca los recursos para hacer tantos viajes”, pidió el parlamentario de la llamada “bancada de Patria”.

El diputado de la MUD, Alfonzo Marquina, a quién le correspondía el cierre de este debate, cargó contra Jaua por “haberse metido con Ocariz y su hijo enfermo”. “No lleve el debate político tan bajo con tanta miseria como atacar al hijo de Ocariz”, le gritó desde la tribuna de oradores. La oposición se levantó para aplaudir este reclamo.

Luego, con mayoría opositora fue aprobado después de casi 3 horas de debate, la elaboración de un plan de emergencia económica con la participación de sectores productivos y empresariales, que será presentado al país en los próximos días.En el segundo punto se aprobo un acuerdo sobre la Firma de Ginebra. Fue un debate muy breve, al menos 45 minutos demoraron entre todas las intervenciones. En consenso, los diputados aseguraron que es necesario reafirmar el derecho de Venezuela sobre el Esequibo.

El tercer punto a debatir fue la crisis eléctrica. Aquí también surgieron dimes y diretes. La oposición culpa al gobierno y el gobierno a “la iguana” enviada por la oposición de los problemas en los cortes de luz. La mayoría parlamentaria acordó la creación de una comisión mixta integrada por los diputados de las comisiones permanentes de Administración y Servicios, Contraloría y Energía y Petróleo, para solicitar la comparecencia del ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez y exigir al Ejecutivo que se haga un reajuste del uso horario, para aprovechar mejor la luz solar.

Motta Domiguez será citado a comparecer ante esta comisión el próximo viernes.

Por último, fue aprobado por unanimidad  un acuerdo en conmemoración por el día internacional del Síndrome de Asperger.

La próxima sesión ordinaria de la Asamblea Nacional se convocó para el martes 23 de febrero a las 2:30 pm, en la que se recibirá al vicepresidente Ejecutivo de la República, Aristóbulo Istúriz.

 

Síguenos por @800noticias