¡Sin límites! | Sobrevivió a un ataque con ácido y va a desfilar en la Fashion Week de Nueva York | 800Noticias
800Noticias
Fotos de Impacto

Con información de Clarín

Reshma Qureshi puede que esté marcada de por vida. pero también dejará su marca. De hecho, desde su India natal pronto estará viajando al extranjero por primera vez en sus 19 años de vida para caminar por la pasarela de la semana de la moda de Nueva York en septiembre. Allí le mostrará su historia al mundo: cómo es la vida de una mujer que sobrevivió a un brutal ataque con ácido que le arrebató un ojo y dejó el 80% del rostro cubierto de cicatrices. Una agresión cada vez más recurrente en su país.

Qureshi es la cara del movimiento #EndAcidSale (#DetenganLaVentaDeÁcido), lanzado en Nueva Delhi por la ONG Make Love Not Scars (Hacé el amor, no las cicatrices) que propone prohibir la venta de ácido al público general y así evitar este tipo de agresiones a mujeres indias. Esta sobreviviente ya es conocida por sus videos en YouTube donde da tips de maquillaje, a la vez que advierte que la venta libre de ácido puede arruinar vidas.

Más allá de su lucha, su sonrisa constante y la popularidad que la llevará al Fashion Week New York, Qureshi es una chica que, según dice, aún sigue aterrada por lo que le pasó. En mayo de 2014, a sus 17 años, estaba de visita junto a su hermana Gulshan en Allahabad, en el estado de Uttar Pradesh, cuando caminando en la calle fueron abordadas por el ex marido de su hermana y dos cómplices. Como Qureshi luchó para ayudar a Gulshan a escapar de esa cruel venganza, los hombres también le tiraron ácido en la cara. “Gritamos pidiendo ayuda, pero nadie se acercó”, recordó en varias entrevistas. Recién de vuelta en Mumbai comenzaron las operaciones, tratamientos e injertos para, primero, calmar el dolor y luego mejorar su calidad de vida.

Encontrar-perfecto-dificil-encontrar-concentrado_CLAIMA20160822_0130_17

En India, las mujeres que sufren este tipo de ataques deben enfrentar luego una vida de discriminación y prejuicios por parte de quienes creen que las marcas se deben a haber atropellado el honor de un hombre o una familia. El objetivo de Qureshi en la Fashion Week de Nueva York –que cada vez se enfoca más en causas que ayuden al bienestar de las mujeres, como el año pasado cuando desfiló una modelo con síndrome de Down– es demostrarle a su país natal y al mundo en general que lo que está mal es la violencia, no el aspecto de su rostro desfigurado. En el mismo año que ella fue quemada, otras 308 personas (el dato no distingue el género pero sí habla de una mayoría de mujeres) fueron víctimas de la misma metodología de venganza.

Un año después, la Corte Suprema de la India ordenó regular la venta libre de ácido a la vez que aseguró el financiamiento del cuidado médico de cada víctima por un valor de hasta 4.500 dólares. Sin embargo, la ONG detrás de esta causa denuncia que al día de hoy cualquiera puede comprar una botella pequeña de ácido a bajo precio.

Síguenos por @800noticias