Samsung comenzó a sentir la competencia | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

El mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo sufre un declive financiero ante la intensa competencia tanto de Apple como de las nuevas marcas de emprendedores chinos.

En un anticipo del informe de ganancias que presentará este mes, Samsung Electronics calculó que sus ganancias en el tercer trimestre cayeron a su nivel más bajo en más de tres años debido a una desaceleración de las ventas de sus teléfonos celulares Galaxy.

 Samsung se convirtió en el mayor fabricante mundial de smartphones gracias a la popularidad de sus modelos Galaxy anteriores, pero el lanzamiento de los iPhone de Apple con pantallas más grandes el mes pasado neutralizó una ventaja clave de Samsung.

 Aunque los teléfonos de Samsung aún son ligeramente más grandes que el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, la brecha se redujo lo suficiente para que Apple atrajera a muchos norteamericanos a los que seducían los teléfonos Galaxy más grandes.

 Entretanto, en mercados emergentes como India y China, las marcas locales avanzaron a costa del negocio de Samsung, sostienen analistas.

 El mercado recortó repetidamente los pronósticos de ganancias de Samsung este año a medida que las ventas de los Galaxy se han rezagado respecto de las expectativas. Señalan que los ingresos en el trimestre que terminó en septiembre podrían sufrir su mayor caída en la historia reciente de Samsung.

 En su informe, la empresa calculó que sus ingresos operativos para julio-septiembre alcanzaron 4,1 billones de wons (3.800 millones de dólares), menor al pronóstico promedio de los analistas de 5,2 billones de wons, de acuerdo con FactSet, proveedor de información financiera.

 La cantidad supone un desplome del 60% respecto a su máximo histórico.

 La proyección de las ganancias de la empresa coreana pone de relieve el veloz declive de su negocio de celulares debido a que la reducción de las ventas de sus smartphones Galaxy afecta a las ventas de su negocio de componentes, como las pantallas avanzadas OLED, mientras que fuertes costes de comercialización socavan los beneficios.

 “La entrega de smartphones aumentó marginalmente en medio de una intensa competencia. Sin embargo, el margen operativo declinó debido al incremento de los gastos de comercialización y a la reducción de los precios promedio de venta, impulsada por el descenso de envíos proporcionales de modelos de gama alta, acompañado de caídas en el precio de modelos de teléfonos inteligentes más antiguos”, dijo Samsung en un comunicado.

 La incertidumbre continúa rondando el negocio de teléfonos de Samsung en el trimestre actual, pero la firma afirmó que “la compañía prevé con cautela un incremento de los envíos de los nuevos smartphones y una fuerte demanda de temporada de productos relacionados con la televisión”.

 Samsung calculó que las ventas para el periodo julio-septiembre alcanzarán 44.200 millones de dólares, un declive del 20% en comparación con un año antes.

 Los expertos revisaron a la baja sus expectativas sobre los resultados financieros de Samsung debido a que el Galaxy S5, que salió a la venta este año, ha tenido una floja comercialización y a que la compañía se quejó de tener un gran inventario de teléfonos avanzados por proyectar incorrectamente la demanda.

 La empresa debe renovar el diseño de sus teléfonos, dijo Lee Seung-woo, analista de IBK Securities Co.

 “En lugar de buscar estabilidad, Samsung debería tratar de distinguir (sus teléfonos) con las políticas de diseño Galaxy”, señaló. “El iPhone 6 será una amenaza significativa para Samsung”, sentenció.

Síguenos por @800noticias