Google se prepara para explorar el espacio | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Google acaba de firmar un cuantioso contrato con la NASA para alquilar un histórico hangar en Silicon Valley (California, Estados Unidos) y poder realizar así investigaciones espaciales.

La compañía tecnológica ha anunciado que arrendará estas instalaciones durante 60 años por 1.160 millones de dólares (930 millones de euros) para llevar a cabo exploración espacial, estudios sobre robótica y otras tecnologías emergentes.

El gigante tecnológico lleva colaborando con la NASA desde 2005, cuando firmó un acuerdo con el Centro de Investigación Ames, pero hasta ahora no había llevado a cabo exploraciones espaciales por su cuenta. Más recientemente las dos empresas se asociaron para lanzar un nuevo laboratorio centrado en la investigación para el avance del aprendizaje de los ordenadores, cuya sede también era el centro de investigación de la NASA.

Sin embargo, la empresa ha adquirido recientemente varias firmas pequeñas de satélites y robótica dado que los dos fundadores de Google, Larry Page y Sergei Brin, tienen un conocido interés en la aviación y la exploración espacial, por lo que esta inversión podría ir en este camino. Además, Google también financia el premio Lunar X Price, que otorgará 30 millones de dólares (24 millones de euros) al equipo que logre que un robot se pose y se desplace sobre la superficie de la Luna.

Las instalaciones que ha alquilado se encuentran a solo seis kilómetros de la sede central de Google, en Montain View (California) y tienen una extensión de 9.000 kilómetros cuadrados. El edificio se construyó en el Campo Moffet de la Marina en 1932 y fue la base del programa de zepelines de la Marina de la Costa Oeste hasta 1994, cuando la NASA se hizo con el control de la propiedad.

La NASA por su parte ha explicado en un comunicado que ha alquilado estas instalaciones para “reducir costes y deshacerse de propiedades excedentes”. De hecho, el acuerdo le ahorrará a la agencia espacial 6,3 millones de dólares (5,05 millones de euros) en costes de mantenimiento y operaciones al año. Además, parte del acuerdo entre la agencia espacial y Google incluye la restauración de uno de sus icónicos edificios, el Hangar One, uno de los más grandes del mundo y construido en 1933, una obra que se estima en más de 200 millones de dólares (160 millones de euros).

Síguenos por @800noticias