Cómo hacerse millonario con mensajes que se autodestruyen | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Se dijo que no iba a triunfar. Se dijo, en otros ambientes, que un servicio de mensajería anónima estaba condenado al fracaso. Snapchat ha agitado el mercado de las aplicaciones con su propuesta de envío de mensajes que se autodestruyen.

El propio Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, no escatimó enhalagos hacia esta plataforma, que incluso quiso sumarla a su amplio elenco de servicios y productos. En cualquier caso, el creador de esta aplicación para dispositivos móviles ha conseguido colarse en la lista de «Forbes», que anualmente recoge a los más ricos del planeta.

Evan Spiegel ha sido la figura clave para que Snapchat haga historia. El consejero delegado de la compañía, fundada en 2011, y valorada en diez mil millones de dólares, sumó el pasado año unos 1.500 millones de dólares. A sus 24 años, ya puede presumir de estar entre los mil millonarios más importantes del mundo. Que se dice pronto.

No es el caso del millonario construido desde cero que, tras vivir su adolescencia y juventud de un sito a otro, haya conquistado el cielo. Lo suyo ha sido más bien saber aprovechar su situación. Creció en un área acomodada en Los Angeles. Tras estudiar diseño en la Universidad de Stanford, se unió con su socio Bobby Murphy, para desarrollar un sistema que permitiría enviar mensajes y fotos a una serie de contactos mediante un temporizador.

Lo bautizaron como Picaboo, pero acabó siendo un auténtico fracaso. Rebautizado como Snapchat, la aplicación ha conquistado a más de 100 millones de personas. En septiembre de 2014, los actuales responsables de la compañía tuvieron que lidiar con otro compañero, Reggie Brown, que estuvo presente en los inicios. Otro que ha entrado fuerte en la lista demostrando que no se requiere de formar parte de una gran empresa para alcanzar el éxito ha sido Markus Persson, alias «Notch», que creó un videojuego de construcción y mundo abierto llamado «Minecraft» que ha supuesto un espaldarazo a los títulos de corte independiente, cada vez más presentes en los catálogos de las compañías. Su fortuna está valorada en 1.200 millones de dólares.

De esta lista se destaca que en los diez primeros puestos se encuentran personas relacionadas con el ámbito de la tecnología. Con Bill Gates, fundador de Microsoft, a la cabeza, aparecen otros como Carlos Slim(Telecom) o Larry Ellison (Oracle). El más joven entre los veinte primeros es Mark Zuckerberg, de 30 años, que ocupa el puesto 16 y a quien se le calcula una fortuna de unos 33.400 millones de dólares.

El dueño de Facebook se encuentra en la posición 16, por debajo de otro gurú tecnológico que ha convertido a Amazon en el gigante del comercio electrónico. Jeff Bezos, de 51 años, amasa unos 34.800 millones de dólares. Los responsables de Google, Larry Page y Sergey Brin, cierran los veinte primeros puestos, ambos con 41 años, y una riqueza valorada en casi treinta mil millones de dólares. Steve Ballmer, exconsejero delegado de Microsoft, sigue siendo otro de los más ricos del planeta un año más (posición 35), con 21.500 millones de dólares.

Síguenos por @800noticias