Argentina, primer país latinoamericano con satélite propio | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Argentina ha lanzado este jueves al espacio el primer satélite de comunicaciones de Latinoamérica, ArSat-1, que servirá para dar servicios de televisión, telefonía, transmisión de datos e internet al país y a Chile, Uruguay, Paraguay, más la Antártida.

A las 23.45 hora española, el lanzamiento ha sido concretado con normalidad desde la base Kourou, en la Guayana Francesa, bajo órdenes de la ingeniera argentina Ana Caumo, jefa del proyecto concretado por la empresa estatal INVAP.

El cohete impulsor francés Arianne 5, a una velocidad de 9 segundos por kilómetro, dejará al ArSat-1 a 300 kilómetros sobre el nivel del mar y desde ese momento es tarea de los científicos y técnicos argentinos llevar el satélite hasta la posición 71,8 grados de longitud oeste.

“Después del lanzamiento tenemos unos diez días de órbita de transferencia hasta llegar a la órbita geoestacionaria”, explicó JoséAurelio, jefe de operaciones satelitales. Si se logra que el aparato se mantenga en su posición y a 36.000 kilómetros de altura de manera constante, el ArSat-1 desde la posición orbital 71,8 grados iluminará el hemisferio sur americano.

El satélite transmitirá a través de 24 canales en banda Ku y el equipo tendrá una vida útil de 15 años. Asimismo, transportará señales de vídeo a operadores de cable, brindará servicio de TDH (Televisión Directa al Hogar), de transmisión de datos y telefonía corporativos, y acceso a Internet por medio de antenas VSAT.

El proyecto es totalmente nacional, costó siete años de trabajos, y requirió al Gobierno de la Presidenta Cristina Fernández una inversión de 212 millones de euros. Con este emprendimiento Argentina no ha perdido la posición orbital 81, que le asignó la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), a la que también aspiraba el Reino Unido, primero en la lista de espera.

Y se ha convertido en el octavo país del mundo en dominar este tipo de tecnología, detrás de los Estados Unidos, Rusia, China, Japón, Israel, India y la Unión Europea, varios de cuyos países trabajaron en conjunto.

La UIT destacó el desarrollo de la industria espacial argentina con la fabricación del primer satélite geoestacionario y sostuvo que Argentina “se establece como un ejemplo para los países en desarrollo en todo el mundo”.

“La UIT apoya fervientemente la labor de los estados miembro en el desarrollo de las telecomunicaciones y satélites, en este caso particular el hecho de que Argentina va a lanzar y operar un satélite geoestacionario diseñado y fabricado en el país”, sostuvo la entidad internacional.

Argentina ahorrará, según datos oficiales, unos 20 millones de euros anuales en alquiler de satélites ajenos. Y prevé lanzar otro propio en 2016, para lo cual ya tiene asignada la posición orbital 81 por la UIT.

Fuente: El Mundo.

Síguenos por @800noticias