Víctimas, torturados y perseguidos se unen contra represión del gobierno | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Víctimas de torturas y represión por protestar, así como perseguidos políticos, se unieron para rechazar que el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, los acuse de ejecutar planes conspiradores contra el gobierno. Leyeron una carta en la que aclaran que seguirán luchando por un cambio constitucional, a pesar de las amenazas, y condenan la represión.

Pidieron a los cancilleres de la Unasur y al nuncio apostólico, Aldo Giordano, que integran la mesa de diálogo gobierno-MUD, centrar su atención en las víctimas de violaciones de los derechos humanos. A la MUD le exigieron dar un paso firme ante la nueva ola de represión oficial.

La dirigente estudiantil Gaby Arellano anunció que el sábado marcharán vestidos de blanco en todo el país en honor de las madres que no pueden ver a sus hijos porque han muerto en las protestas.

Fabiola Rosales, coordinadora nacional de operaciones de JAVU, leyó la carta: “Al pueblo de Venezuela le decimos que no está solo en sus reclamos, les decimos que lucharemos por la democracia”.

Al acto asistieron los principales dirigentes de Voluntad Popular, como el alcalde de El Hatillo, David Smolansky; el diputado Juan Guaidó; el responsable político adjunto del partido, Freddy Guevara, y el concejal por Sucre Darío Ramírez.

Ramírez recordó que ha recibido tres citaciones del Sebin, luego de que el ministro lo implicó en “planes desestabilizadores” y a sus abogados les han pedido que “vaya solo”.

Dijo que hasta amenazaron a su madre con aprehenderla si él no se presentaba. “Estamos viviendo una dictadura que está buscando selectivamente a todos los que piensan distinto”, señaló.

Guevara y Smolansky admitieron que esperan que los actores de la MUD que están en la mesa de diálogo se solidaricen con los perseguidos. “Hemos recibido pronunciamientos, pero necesitamos más firmeza en el rechazo a las persecuciones que se están dando”, indicó Guevara.

El dirigente estudiantil Julio César Rivas rechazó que con expedientes y allanamientos se pretenda silenciar la voz de los estudiantes y de la oposición.
Lamentó que algunos en la MUD dialoguen con el Ejecutivo mientras están matando a jóvenes. Opinó que el gobierno trata de dividir a la oposición entre “dirigentes terroristas y dirigentes complacientes a los que se debe seguir”.
 
¿Reunión? “Dividir”. Fuentes de la MUD consideran que eso es lo que pretende Nicolás Maduro al asegurar que la oposición se reuniría ayer –como parte de la agenda de diálogo– con Rodríguez Torres para recibir los supuestos planes desestabilizadores que otros integrantes de la oposición y estudiantes estarían orquestando.

En la MUD desmienten al presidente. “Hasta ahora no ha sido presentada una solicitud de reunión con él. Si la plantean, sería bueno confrontarlo”, señaló una fuente.

Los secretarios generales de los partidos de la MUD tampoco fueron invitados a reunirse en la Vicepresidencia.
El vicepresidente Jorge Arreaza escribió en Twitter: “Esperando resultados de los equipos de trabajo, decidimos postergar la reunión de la Mesa de Diálogo para la semana que viene; seguirán trabajando los equipos que instalamos por temas a partir del diálogo entre el Gobierno y la oposición”.

Fuente: EL NACIONAL

 

Síguenos por @800noticias