Ramírez insiste en que tragedia en refinería se debió a un sabotaje | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

CARACAS (AFP) – La explosión en la principal refinería de Venezuela hace un año, que dejó 40 muertos, ocurrió por una “fuga descomunal” de gas tras una “intervención” debida a “un sabotaje”, reiteró este domingo el gobierno.

“El comité de investigación ha llegado a la conclusión de que el origen de la falla tiene que ver con un sabotaje deliberado contra uno de los sistemas más críticos (…) que dio lugar a una fuga tremenda, descomunal, de olefina (un hidrocarburo)”, afirmó el ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, en una entrevista divulgada este domingo por el canal privado Televen.

“Fueron 3.570 barriles (de olefina) que se escaparon al ambiente en 68 minutos”, explicó el también presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA), al revelar parte de los resultados de una investigación sobre la gran explosión del 25 de agosto de 2012 ocurrida en la refinería de Amuay, al noroeste del país.

El gobierno venezolano sostiene que el accidente, que redujo a cenizas parte de las instalaciones, viviendas y comercios de los alrededores de la refinería, fue un “sabotaje” de la oposición.

Ramírez, que el lunes divulgará el informe completo, enfatizó que la fuga de gas se originó “en un elemento mecánico (…) que es el más robusto del sistema”. “Es decir, se actuó sobre elementos menos sujetos a fallas en el sistema de olefina, lo cual es un evento que en 52 años de la refinería jamás se había producido”, agregó.

“Fue una cosa masiva (…) que demuestra que el origen de la falla fue alguna intervención de algo que provocó una fuga tan grande”, indicó el ministro, quien aseguró que “en 10 segundos se creó una nube de siete metros de altura” sobre el complejo refinador.

La investigación fue realizada durante un año por el Ministerio Público, el servicio de inteligencia, la policía científica y PDVSA.

“No nos queda duda alguna de que nuestra mayor refinería fue saboteada, fue algo muy bien trabajado, muy bien estudiado (…) por gente con mucho conocimiento de la refinería”, insistió el ministro.

La fuga de gas en la refinería de Amuay, que procesa 645.000 barriles de crudo diarios, provocó un incendio en nueve tanques de combustible, algunos de los cuales permanecieron en llamas cuatro días.

La oposición venezolana sostiene que el accidente ocurrió por la “negligencia gerencial producto de ausencia de inversiones y mantenimiento”, sin embargo, Ramírez indicó que PDVSA invirtió 6.000 millones de dólares en 2012 en mantenimiento preventivo.

Venezuela, el cuarto productor de petróleo en el mundo y el país con las mayores reservas de crudo, tiene en el llamado oro negro su principal fuente de ingresos.

Síguenos por @800noticias