Protesta pacífica desafió presencia militar | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

 La mañana de este lunes se cumplió la amenaza lanzada el pasado sábado por el presidente Nicolás Maduro, contra las zonas de Altamira y Chacao (este de Caracas). Mil funcionarios de diversos órganos de seguridad tomaron las zonas, donde se han realizado manifestaciones contra el gobierno nacional desde el 13 de febrero de este año.

Sin embargo, la medida no impidió la realización de protestas en horas de la tarde-noche.

Desde la madrugada de ayer efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Policía Nacional Bolivariana (PNB) y Cicpc, acompañaron a los ministros de Comunicación y de Interior, Justicia y Paz, Delcy Rodríguez y Miguel Rodríguez Torres, respectivamente, así como a Ernesto Villegas, ministro de Estado para la Transformación de la Gran Caracas, con la intención de detener las protestas que se desarrollan en el sector y transformarlo “en una zona de paz”.

En el operativo se realizó una revisión de la fuente y el estacionamiento de la Plaza Francia, en Altamira, donde se incautaron botellas, gasolina, alambre, “miguelitos” (trozos de manguera con clavos), pinturas y láminas de zinc, entre otros elementos. En lo exhibido por la GNB no se mostraron armas de fuego.

Luego de la actividad, el ministro Rodríguez Torres afirmó que la medida se realiza para contrastar “la violencia irracional” y “volver a la calma” en el municipio Chacao. 

Puntualizó el funcionario que el despliegue se inició a las 3:00 am y cubrió otras zonas de Caracas como Prados del Este.

Durante las acciones funcionarios requisaron a personas que portaban bolsos escolares.

Los militares, además de desplegarse por la avenida Francisco de Miranda, se ubicaron en transversales y entradas de los edificios cercanos. Militarización como esta se vio recientemente en otras zonas de Caracas como Los Ruices para evitar protestas.

Pero la medida no impidió la realización de manifestaciones. En la tarde -entre colchones inflables colocados por el gobierno en la Plaza Francia- mujeres vestidas de blanco se acercaron cerca de las 4:20 pm para orar y pedir, con mensajes en sus espaldas, el cese de la represión contra estudiantes.

Minutos después, aún con las unidades militares en la zona, jóvenes con pancartas llegaron al lugar para apoyar la protesta contra el gobierno.

Una situación similar se observó a lo largo de Chacao, donde los muchachos se apostaron en las aceras con letreros que decían que las manifestaciones no son en contra de la Guardia o los seguidores chavistas y aseveraban no tener miedo.

Militarización no resuelve   

De a poco, fueron llegando a Altamira decenas de manifestantes que fueron retomando las calles y plaza de esa localidad, militarizadas desde la madrugada. A las 6:55 pm los presentes, entre los que se encontraban niños y ancianos, entonaron el Himno Nacional.

Cerca de las 7:00 pm no había paso vehicular por ningún costado de la plaza y solo se podía transitar por un canal de la avenida Francisco de Miranda. Los efectivos de la GNB utilizaban sus motos para apartar a los manifestantes y permitir el tránsito. Muchos conductores hicieron sonar las cornetas de sus carros en apoyo a la protesta, algunos incluso dejaron sus autos en la vía para manifestar.

La diputada María Corina Machado se presentó en el lugar para saludar y acompañar por algunos minutos a los presentes. Los estudiantes -algunos con velas en mano- aseguraron que permanecerían de manera pacífica junto a los vecinos para realizar una vigilia.

Vía Twitter, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, saludó la actuación de la sociedad civil. “A Nicolás que manda cientos de militares, policías para show a Plaza Francia, allí tiene su respuesta de la gente, protesta pacífica contra show”.

El alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, criticó la militarización del municipio y afirmó que estas acciones no resolverán los problemas del país.

Cuestionó que “el gobierno hable de la liberación de una plaza cuando deberían hablar de liberación de la comida, divisas y presos políticos”.

Dijo que  Rodríguez Torres le aseguró que el operativo  no lesionaría garantías constitucionales, como el derecho a la protesta.

Acción judicial

Mientras la gente tomaba las calles de Chacao, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) daba a conocer anoche su decisión de extender a este municipio así como al de Maracaibo, San Cristóbal y Lechería,  la medida cautelar  que obliga a los alcaldes a utilizar todos los recursos necesarios en el marco de la Constitución para impedir la obstaculización de las vías  (guarimbas / barricadas) y   que fue dictada el pasado 12 de marzo para  Baruta,  El Hatillo y San Diego.

Asimismo,  convocó a una audiencia pública y oral al alcalde de San Diego (Carabobo), Enzo Scarano  y al director de la policía de la localidad, para que expliquen el presunto incumplimiento de la referida decisión.

 

Información El Tiempo

Síguenos por @800noticias