Chang: Detectar la fimosis a temprana edad evita daños psicológicos | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Al nacer los neonatos suelen tener el glande recubierto por el prepucio, lo que es denominado fimosis fisiológico, pero qué pasa si al pasar del tiempo no se logra descubrir el glande?  El Urólogo General e Infantil, Francisco Chang señala que “sabemos que todos los niños al nacer presentan una  fimosis congénita, ya que al nacer el prepucio no se ha descubierto y el glande viene recubierto, sin embargo se recomienda que no se haga ningún tipo de maniobra, ni se manipule el genital hasta los 3 o 4 meses. Si después del año el niño no logra retraer completamente la cabeza del pene, es importante que acuda al pediatra , quien lo referirá o no al urólogo infantil para que tome alguna medida quirúrgica”.
La fimosis es la imposibilidad de retraer el prepucio hacia los niveles del glande, el doctor Chang recomienda que a partir del 4 mes de vida del niño , la madre empiece durante el baño a descubrir la cabeza del glande, este proceso puede hacerse hasta el año, después de este tiempo es posible que se logre su retracción sin ninguna eventualidad”. Este proceso tal vez no va a lograr que la fimosis desaparezca pero si que se detecte a temprana edad si un niño sufre de fimosis, ya que lo ideal seria realizar una cirugía a los 3 o 4 años para que no sufra ningún trauma psicológico. “Si se realizase esta cirugía antes de los 3 0 4 años no queda percepción de que ocurrió, es decir que no va a ocurrir ningún trauma inherente a lo que es la circuncisión. Es mucho mejor hacerla de niño desde el punto psicológico”, resaltó.

Igualmente comentó que “uno de los momentos donde más se detecta la fimosis es en el periodo de la adolescencia, cuando él está descubriendo su comportamiento sexual, y sí hay un episodio de fimosis y tu le ofreces una cirugía en ese momento, sería muy traumático”. Por esta razón Chang invita a los padres a estar pendiente de cualquier eventualidad que presente el niño con su zona genital y poder solucionarlo en el periodo de 3 a 4 años, ya que de esa edad es muy difícil tener recuerdos.

Por otra parte explica Chang que hay varios tipos de circuncisión, la que se hace al nacer por situaciones religiosas , la cual no es indicada medicamente y muchas veces se utiliza una campana de plastibell que es un aro de plástico que se coloca por dentro del prepucio y se anuda con un hilito fino que se va cayendo a la semana antes del mes de nacido. Cuando el niño tiene 1 o 2 años ya la piel es mas gruesa y esto hace que no sea susceptible de realizar un tratamiento con el plastibell, por tanto tendría que ir a una cirugía convencional  con bisturí.

“El tratamiento para la fimosis es la circuncisión, es una cirugía sencilla que no necesita mayor tiempo de recuperación“,  enfatizó el urólogo. Además científicamente está demostrado que la circuncisión evita infecciones sexuales, porque en esa zona de la piel proliferan abundantes bacterias. “Los hombres que se han sometido a una operación de circuncisión antes de su primera relación sexual reducen en un 15 por ciento el riesgo de sufrir cáncer de próstata”, según ha revelado un estudio del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson (EEUU).

En el 2007 la Organización Mundial de la Salud determina esta práctica como medida preventiva de enfermedades de transmisión sexual como el VIH. En 2006, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, 30% de los hombres del mundo estaba circuncidado, y 68% de ellos son musulmanes.

La fimosis también predispone a infecciones del pene como la balanitis, infecciones urinarias, obstrucción o micción dificultosa (en “globito”) y parafimosis. La balanitis es un aumento de volumen doloroso, con secreción purulenta, principalmente en pacientes con fimosis y mala higiene. Por tal motivo se recomienda recurrir al urólogo si su niño esta presentando inconvenientes con su pene.

Lisbeth Brazón

brazonlisbeth@gmail.com

@lisbethbrazon

@800noticias

Síguenos por @800noticias