TSJ rechazó amparar a la prensa ante la falta de papel | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Pese a que ocho diarios han dejado de circular desde septiembre pasado y a que el 40% del total que hay en el país ha reducido su paginación y tiraje, debido a la negativa del Gobierno a entregarles las divisas necesarias para importar papel, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) rechazó amparar a la prensa y ordenarle al Ejecutivo que le otorgue los dólares y euros necesarios para reponer sus inventarios.
La decisión la adoptó la Sala Constitucional al desechar un recurso que directivos de Copei interpusieron en febrero contra los ministros de Petróleo, de Comercio, de Finanzas y los presidentes del Banco Central de Venezuela (BCV) y del Centro de Comercio Exterior (Cencoex), Rafael Ramírez, Dante Rivas, Marcos Torres, Nelson Merentes y Alejandro Fleming, respectivamente; por atentar contra la libertad de expresión por la manera como ha administrado el control cambiario vigente en el país desde 2003.

La Sala, en el fallo que redactó su presidenta, la magistrada Gladys Gutiérrez, negó que “las políticas económicas en materia cambiaria que viene implementado el Ejecutivo Nacional (…) menoscaben o amenacen menoscabar el derecho a la libertad de expresión”.

Entre las razones que alegó la intérprete de la Carta Magna para sostener su criterio figuran las subastas de dólares que el Gobierno puso en marcha el año pasado a través del Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), de las cuales dijo “responden a las necesidades reales y efectivas del país” y “en cuyas operaciones cambiarias (…) también ha participado el sector papel”.

Ciertamente el pasado 29 de enero se convocó una subasta en las que las editoriales podrían ofertar, sin embargo la misma fue anulada y desde entonces no se les ha permitido participar en otra. No obstante este hecho, reportado por los accionantes, la Sala mantuvo su postura, pues “la operatividad del Sicad II (…) mediante el cual (…) todas las personas jurídicas legalmente constituidas podrán acceder a este especial mecanismo cambiario (…) hace patente la potencial participación de las empresas del sector papel en las subastas”.

En pocas palabras el máximo juzgado instó a la prensa que no reciba billetes verdes a 6,3 bolívares (Cencoex) ni a 11 (Sicad) que los compre a 50 (Sicad II).

Legalizan la censura

El presidente de Copei, Roberto Enríquez, calificó de “equivocada” la decisión del TSJ, pues convalida “la política de censura en el país”.

” El Gobierno ha utilizado el mecanismo de control de cambio como una política represiva y de censura a la libertad de expresión”, afirmó.

En lo que va de 2014, el Cencoex, heredero de la extinta Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), solamente le ha dado a la otrora Cadena Capriles, adquirida a mediados del año pasado por un grupo de inversores presuntamente vinculados al oficialismo, 6 millones de dólares para adquirir en el exterior los insumos para seguir publicando sus productos.

Enríquez advirtió que “cuando se reduce el tamaño de un periódico se le está quitando al pueblo la oportunidad de expresarse y de tener más información, obligan a los medios a filtrar muchas información que deberían tener acceso los venezolanos (… ) esto es una violación flagrante, no hipotética”.

Ante la respuesta del máximo juzgado el dirigente copeyano anunció que acudirán ante instancias internacionales para denunciar la situación.

El Bloque de Prensa Venezolano (BPV) ha asegurado que los diarios requieren 140 millones de dólares para garantizar su operación este año, lo cual representa menos el 1% del total de las importaciones.

En líneas generales las asignaciones de divisas para importaciones al sector privado han caído en 39% en comparación con 2012.

Fuente: EL UNIVERSAL

Síguenos por @800noticias