Operativos redujeron delitos en terminal de La Bandera | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Según estadísticas policiales, esta temporada se redujo el índice delictivo dentro del terminal de La Bandera, tanto de robos como de hurtos, en parte por la instalación del operativo Navidades Seguras, que incluyó la presencia de uniformados de la Policía Nacional, Guardia Nacional y Policaracas. La deuda siguen siendo los alrededores.

 

El Terminal La Bandera, ubicado en la avenida Nueva Granada, tiene accesos a otras calles y avenidas en las que hampones en moto suelen interceptar a viajeros recién llegados a Caracas, generalmente de noche, cuando no hay tráfico, y los funcionarios policiales solo resguardan las vías principales.

 

“Los robos se dan en los alrededores y calles paralelas del terminal; muchas veces hasta cuando las personas ya abordaron taxis para irse”, declaró un funcionario destacado en la vía y que pidió mantener el anonimato.

 

Como todos los años, la temporada decembrina vio transitar a millones de pasajeros por La Bandera. Los hampones lo saben, y suelen hacer su agosto abordando a quienes llevan bolsos y maletas en mano.

 

La avenida Zuloaga, las calles Los Malabares, Los Claveles, La Torre y Santa Ana, que colindan con el terminal, suelen ser los lugares donde los criminales acechan en espera de una oportunidad para atacar, relató la fuente policial destacada en la zona.

 

En algunas ocasiones no buscan necesariamente a viajeros, sino a cualquiera que pase por allí precisamente en las noches.

 

Fue lo que ocurrió el 30 de diciembre a las 10 pm, cuando el taxista Ramón Seco Velázquez, de 52 años, llevó a una pareja hasta la zona, donde lo tirotearon para robarlo.

 

En el interior del terminal hay funcionarios de Policaracas y guardias nacionales. La Policía Nacional es la encargada de custodiar las calles, aunque muchas veces no se dan abasto. “Por Santa Mónica y Los Chaguaramos se reportan muchos robos de autos. Algunos conductores llegan hasta el terminal en busca de ayuda policial porque saben que somos los únicos cercanos en la vía”, destacó el funcionario.

 

Después de las 7 pm La Bandera se convierte en una boca de lobo. “Nosotros a las 5 pm ya estamos cerrando, porque la zona queda minada de ladrones. La presencia policial ha ayudado durante los últimos días, pero no podemos arriesgarnos”, declaró un comerciante cuya clientela suele estar entre la estación del Metro y el terminal.

 

Una medida que adoptaron los funcionarios durante el operativo de Navidades Seguras fue evitar que los buhoneros tomaran la vía que da acceso a la entrada del terminal. Se decidió así para evitar que los ladrones se infiltraran en el bululú.

 

“Hay que moverse rápido y no confiar en desconocidos, uno anda pilas en la calle y más si tienes bolsos con pertenencias. He visto bastantes funcionarios desde que llegué”, destacó Carlos Sandoval, un viajero proveniente desde Barquisimeto con su esposa. 

 

800Noticias / David Rondón

 

Síguenos por @800noticias