Juicio de Leopoldo López será en agosto | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

El juicio que afrontará el opositor por su presunta responsabilidad en los incidentes violentos del 12 de febrero pasado puede iniciarse a fines de agosto y aseguró que este será un proceso al que acudirán “amarrados”, sin pruebas.

“Esto nos lleva a las puertas de un juicio que estimamos pudiera iniciarse a mediados de agosto, finales del mes de agosto”, dijo al circuito radial Unión Radio el abogado Juan Carlos Gutiérrez, miembro del equipo de defensa de López.

La declaración de Gutiérrez se realiza horas después de que un tribunal de Caracas admitiera la acusación del Ministerio Público y ordenara el pase a juicio, tanto del opositor como de cuatro jóvenes señalados por los sucesos de febrero.

Gutiérrez dijo que tal vez el juicio “no sea tan largo” pues aseguró que a la defensa le fueron negadas “todas las pruebas, todas las evidencias” y “todos los testigos presenciales” para afrontar el caso.

“Nuevamente las pruebas de la defensa de López fueron negadas y entonces vamos a ir a un juicio completamente amarrados, completamente silentes en cuanto a la capacidad de probar, eso nos pone en una situación bastante lesiva a la verdad y a los derechos”, dijo.

Asimismo, aseguró que López “sigue muy duro, sigue muy recio” y que pidió que la liberación de “los niños” en vez de la de él.

Otro de los abogados del opositor, Bernardo Pulido, dijo a través de su cuenta en Twitter: “Ahora vamos a juicio, un juicio que empieza amañado, aunque sabemos ante qué nos enfrentamos, seguiremos dando la lucha por la verdad”.

López está detenido desde el pasado 18 de febrero en esa prisión militar a las afueras de Caracas, adonde fue llevado tras entregarse ese mismo día cuando pendía una orden de captura en su contra.

La decisión de enjuiciar a López fue tomada en horas de la madrugada y tras una nueva jornada maratoniana de trabajo en el tercer día de vista preliminar por las acusaciones contra el político opositor y los estudiantes Cristian Holdack, Marco Coello, Damián Martín y Ángel González.

La Fiscalía precisó que “se ordenó el enjuiciamiento de Marco Coello y Christian Holdack por presuntamente ser autores en los delitos de instigación pública, incendio, daños y agavillamiento (asociación ilícita); mientras que Ángel González y Damian Martín fueron acusados por instigación para delinquir”.

“En el caso de Coello y Holdack, el tribunal ratificó la privativa de libertad y permanecerán recluidos en la Policía municipal de Chacao. Por su parte, a González y Martín se les mantuvo la medida cautelar consistente en la presentación periódica cada ocho días ante la referida instancia judicial”, añadió.

López está acusado por la Fiscalía en calidad de autor intelectual de incendio intencional, instigación pública, daños y asociación para delinquir por los hechos violentos del 12 de febrero cuando una marcha convocada por él y otra por estudiantes terminó en enfrentamientos que dejaron tres muertos y decenas de heridos.

Esos incidentes supusieron el inicio de las protestas que durante semanas se repitieron en el país contra el Gobierno de Nicolás Maduro y que han dejado incidentes violentos con un saldo de 42 muertos y cientos de heridos y detenidos.

Oposición venezolana dice que hay que dejar abierta ventana del diálogo

El secretario ejecutivo de la alianza opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Ramón Guillermo Aveledo, dijo hoy que el diálogo con el Gobierno es una ventana que “siempre hay que dejar abierta” porque puede necesitarse, pese a que actualmente esté congelado.

“Como sabemos, el diálogo está congelado porque hemos exigido al Gobierno que de respuestas en hechos y no solamente en palabras (…) pero es una ventana que siempre hay que dejar abierta porque siempre puede necesitarse”, dijo Aveledo a la emisora local Unión Radio.

El representante de la plataforma opositora que ha accedido a participar en un diálogo con el Gobierno para aliviar el clima de conflictividad que vive Venezuela indicó que la situación del país “es muy grave” y que por ello no se puede “echar llave” a estas conversaciones y decir que “más nunca en la vida” hablarán.

Sin embargo, indicó que “es muy claro” que el Gobierno “o no quiere o no está en capacidad de tomar ciertas decisiones”, y resaltó que aún “no se toman decisiones en materia de los presos políticos”.

Aveledo apuntó que a mediados del próximo julio el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) celebrará un congreso y que “cualquier decisión polémica está diferida para después” de ese evento.

“En el seno del oficialismo no quieren correr riesgos, eso lo que nos indica es que la prioridad para el Gobierno es el mundillo interno de la política en el seno del circulo oficial”, dijo.

Las declaraciones de Aveledo se producen horas después de que un tribunal de Caracas admitiera la acusación del Ministerio Público y ordenara el pase a juicio, tanto al dirigente opositor Leopoldo López como a cuatro jóvenes por su presunta responsabilidad en los incidentes violentos del 12 de febrero pasado.

El diálogo entre Gobierno y oposición arrancó el 10 de abril pasado con la Unión de Naciones Suramericanas y el Vaticano como terceros de “buena fe”, pero tras una serie de reuniones, la MUD anunció el 13 de mayo que estaba “congelado” y que no habría nuevas reuniones hasta que se produjesen “gestos” desde el Ejecutivo.

Entre los “gestos” reclamados está la liberación de los estudiantes y políticos detenidos en las protestas, así como la del comisario Iván Simonovis, condenado por dos muertes durante el fallido golpe de Estado de 2002 contra Hugo Chávez.

Las conversaciones se instalaron en un momento en que se sucedían los hechos de violencia relacionados con las protestas, que han dejado un saldo oficial de 42 muertos y cientos de heridos.

 

Información http://www.laprensa.hn/mundo/americalatina/716311-96/story.html

Síguenos por @800noticias