Imputarán a policía por muerte de joven durante protesta en Táchira | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

San Cristóbal, Venezuela | AFP | La Fiscalía venezolana imputará a un policía “por su presunta vinculación” con la muerte este martes de un adolescente en la ciudad de San Cristóbal, cerca de una universidad donde se enfrentaban estudiantes y fuerzas de seguridad en una protesta antigubernamental.

 

“El Ministerio Público imputará en las próximas horas al oficial de la Policía Nacional Bolivariana Javier Mora Ortiz (23), por su presunta vinculación con la muerte de un adolescente de 14 años de edad, ocurrida este martes 24 de febrero durante una manifestación en San Cristóbal”, informó la Fiscalía en un comunicado.

 

El liceísta Kluiverth Roa recibió un proyectil en su cabeza y fue trasladado al hospital Central, donde se comprobó su fallecimiento.

 

En su programa televisivo nocturno de los martes, el presidente Nicolás Maduro condenó la muerte del estudiante, “que se suscitó en el momento en que un grupo de muchachos con capuchas estaban en actividades de protestas y de generación de violencia”.

 

“En ese momento, se produjo un hecho inverosímil. Pasaron unos policías por allí, se enfrascaron en una pelea, dicen los policías que fueron rodeados, golpeados y atacados con piedras, y uno de los policías accionó la escopeta de perdigones y asesinó a este muchacho”, explicó.

 

El mandatario, que denuncia desde hace más de un año que las protestas en su contra son parte de un “golpe de estado continuado”, aseguró que en Venezuela hay “grupos de ultraderecha envenenando a nuestros muchachos” e instó a los jóvenes a no participar en manifestaciones violentas. 

 

La ministra de Interior y Justicia, la almirante Carmen Meléndez, explicó que, tras su detención, el policía “declaró haber efectuado un disparo al estudiante con una escopeta con municiones de goma”.

 

El ministerio público, que no detalló si el joven participaba o no en la protesta, designó a dos fiscales para que investiguen el caso.

 

Esta muerte ocurre semanas después de que el gobierno autorizara a los cuerpos de seguridad al uso de “fuerza mortal” para controlar el orden público.

 

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) expresó a través de un comunicado que “lamenta” la muerte del liceísta fallecido. 

 

La Unasur, cuya secretaría general está en Quito, añadió que reitera la disposición para “encontrar salidas democráticas y pacíficas a la situación de tensión que vive” Venezuela.

 

El viernes, el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, dijo que una comisión del organismo, integrada por los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador, prepara una visita a Venezuela con miras a una próxima reunión extraordinaria sobre la situación de ese país.

 

– Pequeños disturbios – 

 

Durante la mañana de este martes, unos doscientos manifestantes que protestaban contra la crisis económica se enfrentaron con la policía en inmediaciones de la Universidad Católica de Táchira, constató un fotógrafo de la AFP.

 

Según la ONG Foro Penal, los enfrentamientos dejaron 17 detenidos. Y según testigos de la AFP, se registraron dos heridos, uno de ellos por perdigón. 

 

La prensa local también reportó pequeños disturbios durante manifestaciones antigubernamentales en otras ciudades del oeste, como Mérida y Maracaibo, sin que por ahora se haya informado de incidentes de gravedad.

 

San Cristóbal fue cuna de las protestas estudiantiles de febrero de 2014, que luego se extendieron a unas 20 ciudades.

 

De febrero a mayo de 2014 varias ciudades venezolanas fueron escenario de protestas contra la inseguridad, la inflación (56,2% en 2013 y 68,5% en 2014) y la escasez de alimentos y productos básicos, que dejaron 43 muertos, y centenares de heridos y de detenidos.

 

Pero un año después, las masivas convocatorias de opositores al gobierno del presidente Maduro han quedado reducidas a pequeñas concentraciones, a pesar de que la situación económica ha empeorado, en gran parte debido a la caída de los ingresos petroleros.

 

El nivel de violencia registrado el año pasado, con bloqueos de calles y disturbios casi diarios con gas lacrimógeno y perdigones, ha dejado paso en los últimos meses a esporádicos altercados protagonizados por decenas de jóvenes.

Síguenos por @800noticias