Venezuela al parecer viola normas de Mercosur al salirse de la CIDH | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Caracas – La materialización de la renuncia de de Venezuela a la Convención al parecer viola al menos tres normas del bloque regional del cual el país no solamente es miembro de pleno derecho desde julio de 2012, sino del que ostenta la Presidencia pro-témpore.

El Protocolo de Asunción sobre Derechos Humanos aprobado en 2005 es el primer instrumento que las autoridades desconocen con su decisión. En dicho texto los miembros de pleno de derecho del grupo (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) así como Chile y Bolivia reafirmaron su “compromiso con los principios y normas contenidas en la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre, en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y otros instrumentos”.

Aunque ciertamente Venezuela no suscribió este documento, al pasar a formar parte de Mercosur lo asumió automáticamente, así como el grueso de las otras normativas y regulaciones que este grupo ha adoptado.

El Acuerdo sobre Cooperación para la Protección de los Derechos de Niños y Adolescentes entre los miembros del Mercosur y sus socios, también conocido como decisión 25/08, el cual Venezuela sí suscribió firmó, también quedaría en entredicho, pues en dicho acuerdo la República se comprometió a respetar la Convención.

En el documento los miembros de Mercorsur afirmaron que el cumplimiento de las decisiones de la CIDH y de las sentencia del tribunal, al que Venezuela ya no está adscrito, era “uno de los más importantes mecanismos” para fortalecer el Estado de Derecho en la región.

Marino Alvarado, coordinador del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), indica que la postura venezolana va en contrasentido del bloque al que ahora pertenece. “Venezuela ingresa al Mercosur violando sus normativas sobre Derechos Humanos. Todos los países del grupo han ratificado el principio de progresividad de los derechos fundamentales de sus ciudadanos, pero el retiro de Venezuela de la Corte va en la dirección contraria, es una demostración de regresividad”.

El activista aprovechó también para cuestionar el silencio que han guardado los gobiernos de Mercosur frente la decisión del Gobierno y se preguntó cómo podrán compatibilizar las dos visiones dentro del grupo. “Mercosur solicitó una opinión consultiva a la Corte Interamericana sobre los derechos de los niños y adolescentes de migrantes. ¿Una vez que sea resuelta Venezuela la va a cumplir? ¿Cómo se forma parte de un grupo que reconoce a una institución que uno no reconoce? ¿Cómo se explica que Mercosur pida a la Corte un pronunciamiento y al mismo tiempo tolere que uno de sus miembros se retire”, inquirió.

Fuente: EU

Síguenos por @800noticias