Tormenta en isla italiana de Cerdeña deja 18 muertos y 2.700 damnificados | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

OLBIA  (AFP) – Al menos 18 personas, entre ellas cuatro miembros de una familia brasileña, murieron en la isla italiana de Cerdeña por las inundaciones provocadas el lunes por una tormenta excepcional que dejó unos 2.700 damnificados.

El primer balance de la tragedia fue dado este martes por el ministro italiano del Medio Ambiente, Andrea Orlando ante el parlamento, que guardó un minuto silencio.

“Cerca de 2.700 personas se encuentran fuera de sus casas, alojadas por parientes o en estructuras públicas”, afirmó el ministro tras anunciar que el número de muertos pasaron de 17 a 18 personas.

Los damnificados tuvieron que abandonar sus residencias por las fuertes lluvias, que los expertos califican de “ciclón del Mediterráneo” y que causó el desbordamiento de ríos, el derrumbe de carreteras e inundaciones de calles y terrenos.

El ejército ha sido enviado a la región y el gobernador desbloqueó 20 millones de euros (27 millones de dólares) para la primera ayuda de emergencia.

“Estamos salvando vidas, ayudando a los damnificados y reparando carreteras para poder acceder a las zonas más perdidas”, anunció el primer ministro Enrico Letta tras convocar una reunión de ministros urgente.

El gobierno declaró el estado de emergencia en la isla, entre las más turísticas de Italia, conocida por sus bellas playas y por sus lujosas fincas, pero afectada por la crisis económica y el aumento del desempleo.

Los servicios de rescate intentaban alcanzar las zonas rurales o montañosas, de difícil acceso debido a los corrimientos de tierra y a la caída de puentes.

Según el director regional de la protección civil, Gianfranco Galaffu, la tempesta afectó a unas 20.000 personas.

Un evento extraordinario: En 24 horas cayó la lluvia de seis meses

“Se trata de un evento extraordinario, un drama increíble”, insistió Letta.

La ciudad portuaria de Olbia (norte), a donde llegan durante los meses de verano miles de turistas, quedó casi totalmente inundada, por lo que hubo que evacuar a cientos de residentes en polideportivos o fueron acogidos por otros habitantes, que crearon en Facebook la página “Abramos nuestras casas a nuestros conciudadanos”.

Los cuatro miembros de una familia de origen brasileño, dos adultos de unos 40 años y sus hijos, de 16 y 20 años, murieron ahogados en un apartamento situado en un sótano en la entrada de la ciudad de Arzachena, cerca de Olbia.

Las lluvias sorprendieron en la noche a los habitantes por su violencia.

“Han caído 440 mm de lluvia, lo equivalente a seis meses en condiciones normales, por lo que es un acontecimiento excepcional”, señaló Franco Gabrielli, jefe de la protección civil.

La fase de emergencia más aguda ya pasó, según la protección civil de la prefectura de Sassari, que supervisa la zona de Olbia.

Además de la familia brasileña, otras tres personas de una misma familia murieron al derrumbarse un puente sobre su vehículo cerca de Olbia, y una madre y su hija fueron halladas muertas en un coche que fue arrastrado por el agua en la misma ciudad.

“Diluviaba. De repente cayó un muro de agua. Paré el automóvil y me arrojé fuera”, contó a la prensa uno de los colegas del policía que asistió a la muerte de su jefe, que fue arrastrado por el agua.

La hermosa playa Poetto de Cagliari (sur), de 13 kilómetros, quedó devastada por las altas mareas, mientras en Olbia la policía evitó cinco intentos de saqueo.

“Estamos enviando productos de primera necesidad a los evacuados, e intentamos restablecer la electricidad y bombear agua para liberar las carreteras y las zonas inundadas”, precisó el gobernador de la isla.

La ingeniera Paola Pagliara, responsable de riesgos hidrogeológicos de la entidad, explicó que se trata de un fenómeno que afecta dos a tres veces al año a Italia y descartó que esté relacionado con el tifón de Filipinas.

“El 82% de los municipios presentan zonas con riesgo de derrumbe”, aseguró la experta, subrayando que la rápida urbanización en la década del 70 y 80 y el recorte de fondos para el mantenimiento de los terrenos ha fragilizado la geografía de la isla.

El número de regiones afectadas por las inundaciones en toda Italia se duplicó en los últimos 10 años, pasando de cuatro a ocho, según la organización de defensa del medio ambiente, Legambiente.

El mal tiempo se desplazó el martes hacia el resto de la península. En Calabria, al sur, 150 habitantes fueron evacuados y en Nápoles fue anulada la circulación de transbordadores hacia las islas. En Venecia el fenómeno del “acqua alta” alcanzó la altura de 1,24 metros sobre el nivel del mar.

 

 

Síguenos por @800noticias