Terminaron en Moscú negociaciones de paz para Siria | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Moscú, Rusia | AFP | Una parte de la oposición siria y representantes del presidente Bashar al Asad concluyeron este jueves en Moscú una segunda jornada de negociaciones, que terminó sin acuerdos sobre el fin de una guerra civil que se prolonga desde hace casi cuatro años.

Las negociaciones, que se desarrollaron miércoles y jueves a puerta cerrada en una residencia de la diplomacia rusa en Moscú, se habían reanudado al final de la mañana, pero terminaron sólo con la decisión de hacer nuevas reuniones y un texto muy general titulado “Principios de Moscú”.

Estas negociaciones, con ambiciones modestas dada la ausencia de la Coalición Nacional de la Oposición Siria, considerada por la comunidad internacional como la principal fuerza de oposición al régimen de Damasco, reunió a 32 miembros de diferentes grupos de oposición tolerados por el régimen y a los seis miembros de la delegación oficial, dirigida por el embajador de Siria en la ONU, Bashar Jaafari.

Se trató de las primeras negociaciones de miembros de la oposición, sobre todo representantes del Comité de Coordinación Nacional para las Fuerzas del Cambio Democrático (CCND) y de los kurdos, con responsables del régimen, tras el fracaso de las negociaciones de Ginebra II en febrero de 2014.

Un opositor que pidió omitir su nombre para no socavar el proceso declaró a la AFP que el primer día los debates fueron “menos crispados de lo que se esperaba, pero no se llegó a ningún acuerdo”.

“Acordamos con nuestros amigos rusos que las discusiones deben continuar para llegar a nuevas consultas en el futuro”, declaró el jefe de la delegación del régimen, el embajador sirio en la ONU, Bashar Jaafari, en corta conferencia de prensa.

Al calificar de “positivas” las conversaciones con los miembros de la oposición, Jaafari reconoció que no “había resultados porque se trató de un primer encuentro, de una reunión de consultas”. 

El diplomático sirio criticó sin embargo la actitud de los opositores.

“No escuchamos ninguna posición común de las delegaciones de la oposición. Lo que algunos aceptaban era rechazado por los otros”, afirmó.

Según Soheir Sarmini, miembro del partido Juventud nacional siria, un movimiento tolerado por Damasco, “el objetivo del encuentro de Rusia era romper el hielo entre el gobierno y la oposición”.

Síguenos por @800noticias