Rajoy pide gran acuerdo entre partidos ante escándalos de corrupción | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Madrid, España | AFP | El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, pidió este jueves el respaldo de todos los partidos políticos a una batería de medidas contra la corrupción, en una inhabitual comparecencia parlamentaria, un día después de la dimisión de una ministra salpicada por un escándalo.

En un país aún asfixiado por la crisis e indignado ante la multiplicación de casos de corrupción y fraude, que afectan a políticos de izquierdas y derechas, sindicalistas, banqueros, famosos o a la propia familia real, y a las puertas de un 2015 con elecciones municipales, regionales y legislativas, Rajoy defendió varios proyectos de ley ante el Congreso de los Diputados.

“Escándalos por corrupción, bien sean nuevos o empiecen a sonar a viejos o a sus evoluciones, a las idas y venidas de los imputados, a los registros de la policía, a los furgones de la guardia civil: esta es la dieta cotidiana de los españoles”, subrayó.

Es “un problema peligroso e inaplazable” y “por eso he subido a esta tribuna”, agregó, recordando que hasta ahora sólo una vez había defendido personalmente un proyecto de ley, con ocasión de la abdicación en junio del rey Juan Carlos I, cuya popularidad se vio socavada por el escándalo de corrupción en torno a su hija Cristina y al esposo de ésta, Iñaki Urdangarin. 

Pocas horas antes, una de las más cercanas y fieles colaboradoras de Rajoy, la ministra de Sanidad, Ana Mato, se había visto obligada a dimitir tocada por un faraónico caso de corrupción que se cierne sobre el gubernamental Partido Popular.

“Rajoy no podía subirse hoy a la tribuna de oradores con Ana Mato escuchándolo desde su escaño de Gobierno. Rajoy necesita convencer a los ciudadanos de que su apuesta por la regeneración es sincera. Para lograrlo, debería ser más contundente en la lucha contra la corrupción, porque hasta ahora se ha comportado de una manera huidiza ante los problemas de su partido”, subrayaba el diario de centro-derecha El Mundo en un editorial.

Mato fue citada por un juez como “partícipe a título lucrativo” en la investigación de la ‘trama Gürtel’, una red acusada de sobornar con lujosos regalos a responsables municipales y regionales del PP a cambio de contratos públicos. 

El magistrado quiere juzgar a 43 personas, entre ellas exalcaldes, exparlamentarios y extesoreros como el controvertido Luis Bárcenas, en prisión preventiva desde junio de 2013 sospechoso de llevar una supuesta contabilidad paralela en el PP que podría afectar directamente a Rajoy.

Los españoles “esperan que tomemos medidas y que las tomemos juntos”, aseguró Rajoy pidiendo el apoyo de los demás partidos.

‘Medidas cosméticas’ 

Los proyectos que defendió están de hecho en estudio en el parlamento desde 2013 sin ningún avance, pese a que el partido de Rajoy dispone de una mayoría absoluta que ya utilizó en otras ocasiones para aprobar medidas en solitario. Este jueves, resumió sus principios y propuso algunos endurecimientos.

El gobierno quiere imponer transparencia a la financiación de los partidos, que éstos renueven sus órganos directivos cada cuatro años y suspendan a sus miembros juzgados por corrupción, so pena de verse disueltos.

“Por primera vez en nuestra democracia la financiación ilegal de los partidos políticos será un delito específico”, afirmó Rajoy.

También busca mayor transparencia de las retribuciones y gastos de los altos cargos, así como controlar sus conflictos de intereses. Y en el plano judicial, agravar las penas, ampliar los plazos de prescripción, agilizar los macrojuicios y aumentar el número de jueces y fiscales.

La oposición no se embarcó sin embargo en su proyecto y varios partidos presentaron enmiendas a la totalidad, que fueron rechazadas por el PP en solitario gracias a su mayoría.

El líder comunista Cayo Lara calificó las propuestas de Rajoy de “medidas cosméticas”. Y el socialista Pedro Sánchez le lanzó: combatir la corrupción “precisa un trabajo más profundo y más riguroso que los dos proyectos que usted presenta hoy aquí”.

España no es el único país de Europa que hace frente a grandes escándalos de corrupción. En Portugal, un exprimer ministro socialista, José Socrates, fue imputado por fraude fiscal y corrupción y puesto en detención este mes.

 

Síguenos por @800noticias