Presidenta argentina: Un nuevo orden económico mundial implica alcanzar la seguridad y paz mundial | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Caracas – La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, invitó este domingo a los representantes y jefes de Estado de los países miembros del G 77 más China a crear un nuevo orden mundial en beneficio de los pueblos, que incluya un sistema de normativas globales para combatir la unilateralidad de los organismos internaciones hegemónicos.

Durante la celebración del Cumbre del G 77 más China en la ciudad boliviana Santa Cruz de la Sierra, la mandataria argentina apuntó que “la absoluta fragilidad que implica tener un orden mundial basado en poderes hegemónicos y en la falta de abordaje discrecional de los problemas del mundo implica que los que tienen mayores responsabilidades a la hora de tomar decisiones pueden convulsionar aún más al mundo”.

Expresó que hacer honor al lema por un nuevo orden económico mundial, para lo cual fue convocado este bloque, implica “perseguir la meta de seguridad y paz mundial”.

“No puede ser que la seguridad del mundo dependa solo de un puñado y por esa razón debemos rechazar la unilateralidad en la toma de decisiones, porque es la forma más drástica de equivocarse y si uno mira la historia reciente, vemos que el unilaterialismo no es conveniente para nadie”, agregó.

La mandataria argentina además denunció que los países afectados por la deuda externa son víctimas de un anarco-capitalismo.

“Lo que está sucediendo en el mundo no es el capitalismo sobre el que escribieron David Ricardo ni Adam Smith (teóricos que promulgaron el comercio internacional y la propiedad privada de los medios), es una distorsión total y absoluta que sobrepasa la categoría de explotación y de los capitales financieros y que está al servicio de la exclusión. Ya ni siquiera los hombres son importantes para explotarlos sino que se les excluye”.

Recordó que luego de 2003, cuando su compañero Néstor Kirchner asumió el poder en el país suramericano y comenzó a pagar la deuda externa adquirida por los anteriores gobiernos, se inició “una larga marcha para solventar los índices de desocupación que estaban por encima del 25%; la pobreza superaba el 54% y la indigencia era superior al 30%”.

“Generamos políticas públicas que permitieran garantizar el crecimiento y a través de la industria generamos puestos de trabajo. El trabajo como articulador fundamental de la organización social”, explicó.

Recordó que Kirchner en 2005, en el seno de la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidió tiempo para crecer y poder pagar lo que otros gobiernos habían generado.

“Que quede claro que nos tocó adueñarnos de la deuda generada por otros gobiernos y Kirchner dijo algo que nunca podré olvidar: ‘déjennos crecer porque si nos estrangulan o nos matan no van a poder cobrar ninguna deuda, porque los muertos no pagan las deudas los que pueden pagar las deudas son los vivos”, subrayó.

Deuda externa

Fernández indicó que al asumir su primer mandato en 2010 los compromisos adquiridos en el pago de la deuda externa se han honrado puntualmente, hasta el término de que recientemente se firmó un acuerdo con el Club de París, para cancelar la deuda adquirida en 1956 que alcanza los 9.700 millones de dólares.

Acotó que aunque el club de Paris está compuesto por 19 países europeos, los pasivos impagos de Argentina corresponden a miembros adherentes al grupo como Alemania y Japón que adquirieron 60% de la deuda, además de Holanda, Italia y Estados Unidos cuya acreedencias no superan el 8%.

“Los países que tiene deudas que superan el 100% tienen una forma de embargo en sus posibilidades de crecimiento económico. Argentina viene cumpliendo con el pago de sus deudas desde 2005, sin embargo en esta suerte de anarco-capitalismo en el que un grupo de financistas tienen el poder sobre el resto de la humanidad se está poniendo en juego el sistema económico internacional”, reflexionó.

Fuente: AVN

 

Síguenos por @800noticias