Filipinas intenta ayudar a damnificados de tifón con ayuda de EEUU | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

TACLOBAN, (AFP) – Con ayuda de aviones militares estadounidenses, las autoridades filipinas intentaban este lunes entregar ayuda a los supervivientes del tifón Haiyan, que dejó al menos 10.000 muertos en el archipiélago y avanzó a Vietnam y China.

Tres días después de que el tifón más potente del año arrasara ciudades enteras en el centro de las Filipinas, dejando los campos sembrados de cadáveres, los sobrevivientes se encuentran sin comida, agua ni medicinas, y las autoridades intentan evitar los saqueos.

Y mientras el archipiélago hace balance de los ingentes daños humanos y materiales, desde el océano Pacífico se acerca otra tormenta, que amenaza con traer fuertes precipitaciones a la provincia de Leyte y otras zonas gravemente afectadas por el tifón Haiyan.

“Queremos que una brigada organizada y coordinada recoja los cadáveres, traiga comida y ponga fin a los saqueos”, dijo Joan Lumbre-Wilson, en uno de los centros de ayuda montados en la ciudad de Tacloban, devastada por el tifón.

“Han pasado cuatro días. Queremos agua y comida. Queremos que alguien nos ayude. Estamos física y emocionalmente agotados. Hay bebés y niños que necesitan atención”, dijo.

Sólo en la provincia de Leyte, de la que Tacloban es la capital, las autoridades hablan de unos 10.000 muertos.

El balance podría aumentar, pues muchas zonas se han quedado aisladas y de momento no podían recibir ayuda humanitaria, ya que el tifón destruyó aeropuertos, carreteras y puentes.

Desde Varsovia, donde se abrió este lunes la XIX conferencia sobre el clima de Naciones Unidas, la responsable del clima en la ONU Christiana Figueres dijo que el tifón “es una realidad que invita a reflexionar” sobre el cambio climático.

Los marines llegan a Filipinas

En Tacloban, aviones militares estadounidenses C-130 llegaron este lunes por la tarde cargados de ayuda humanitaria.

Varios gobiernos han prometido ayuda ante la devastación causada por uno de los tifones más potentes jamás registrados. Australia va a donar cerca de 10 millones de dólares, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que las agencias humanitarias de la organización “responderán rápido para ayudar a la gente necesitada”.

El fondo de la ONU para la infancia, UNICEF, ha llamado la atención sobre la urgencia de llevar ayuda a las zonas del desastre, donde estima que podría haber hasta cuatro millones de niños.

“Estamos intentando llevar urgentemente la ayuda a los niños que están sufriendo los efectos de esta crisis”, dijo el representante de UNICEF en Filipinas, Tomoo Hozumi.

“Es muy difícil llegar a las zonas más afectadas. Pero estamos trabajando contrarreloj”, añadió.

El trabajo de ayuda a los damnificados podría verse en peligro ante una nueva tormenta que se ha formado en el Pacífico y se espera que llegue el martes a la isla meridional de Mindanao, para luego avanzar a las islas centrales de Bohol, Cebu, Negros y Panay, todas afectadas por Haiyan, según dijo a la AFP el meteorólogo Connie Dadivas.

Según él, esas zonas, así como la isla de Leyte, empezarán a tener lluvias este mismo lunes.

Lucha contra los saqueos

En Tacloban, cientos de policías y soldados filipinos se desplegaron para evitar los saqueos, después de que unas bandas asaltaran a un convoy de la Cruz Roja el domingo, y se viera a individuos robando televisores en la ciudad.

“Hemos enviado allí a muchas fuerzas, y si hace falta enviar más, no mandaremos sólo a la policía, sino incluso al ejército”, dijo a la cadena ABS-CBN el portavoz de Defensa Civil, Reynaldo Balido.

Tras su paso por Filipinas, el tifón Haiyan avanzó al norte de Vietnam, donde según los servicios de socorro hay tres desaparecidos. Otras cinco personas murieron durante los preparativos para el paso del tifón, según la prensa oficial.

Más de 650.000 personas fueron evacuadas de forma preventiva durante el fin de semana, y según la prensa estatal ya volvieron a sus casas.

A continuación, el tifón ha golpeado el sur de China, donde la prensa oficial informó de seis muertos.

Según el ministerio chino de Asuntos Civiles, 600 casas sufrieron daños y 39.000 personas fueron evacuadas en la isla de Hainan.

Síguenos por @800noticias