El rey Felipe VI aboga de nuevo por una España “unida y diversa” | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

MADRID, (AFP) -El rey Felipe VI abogó por una España “unida y diversa” con “mayor cohesión social”, este viernes durante la festividad de Santiago, patrón del país, cuando se intenta rebajar la tensión entre el gobierno de Madrid y los independentistas catalanes.

Proclamado nuevo monarca el 19 de junio, Felipe VI hizo de la cuestión catalana una prioridad de su agenda, realizando su primer viaje como rey, una semana después, a esa región del noreste del país donde el sentimiento independentista creció en los últimos años atizado por la crisis económica.

“En nuestra España constitucional, unida y diversa, caben todos los sentimientos y sensibilidades, caben todas las formas de sentirse español. Y eso hace de nosotros una gran comunidad social, cultural y política”, afirmó este viernes en la catedral de Santiago de Compostela, en Galicia, otra región española con idioma y cultura propios.

“En la configuración de nuestra nación, toda la variedad y riqueza de sus pueblos ha contribuido a definir nuestra identidad”, afirmó.

Y alabó el Camino de Santiago, la ruta que decenas de miles de peregrinos recorren a pie todos los años hasta esta ciudad del noroeste de España, para ensalzar valores como “respeto, compresión, solidaridad, diálogo entre culturas y lenguas”.

Otrora motor económico de España y ahora una de sus regiones más endeudadas, Cataluña, con 7,5 millones de habitantes y orgullosa de su cultura y su idioma, está enfrentada desde hace dos años al gobierno español de Mariano Rajoy por un sistema fiscal que considera injusto en estos tiempos de crisis.

Ante la negativa de Rajoy a negociar un cambio, el presidente catalán, el nacionalista Artur Mas, convocó para el 9 de noviembre un reférendum sobre la independencia que Madrid rechaza por “ilegal”.

En un intento de desbloquear la situación, Rajoy y Mas acordaron reunirse el 30 de julio en Madrid. El gobierno catalán dijo querer hablar, además del referéndum, de “muchos otros temas que afectan a los catalanes (…) en el plano económico, social, laboral”.

Recordando a los cinco millones de desempleados en un país en crisis desde 2008, Felipe VI llamó a hacer “todos los esfuerzos posibles para ayudar a las personas más vulnerables, para superar desigualdades y lograr la mayor cohesión social entre los españoles”.

El monarca terminó su discurso en gallego, uno de los cuatro idiomas oficiales del país, junto al castellano, el catalán y el vasco.

Síguenos por @800noticias