El FMI reclama a España “actuaciones urgentes” para generar crecimiento y empleo | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

El FMI reclama a España “actuaciones urgentes” para generar crecimiento y empleo

 

MADRID.  El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha destacado el “importante progreso” en las reformas en España pese a las “fuertes condiciones adversas”, pero ha incidido en que son necesarias “actuaciones urgentes para generar crecimiento y empleo” e “ir más allá” en algunas de las medidas adoptadas.

“El fuerte progreso de las reformas está ayudando a estabilizar la economía, y los desequilibrios exterior y fiscal se están corrigiendo rápidamente. Sin embargo, el desempleo se mantiene inaceptablemente alto y las perspectivas siguen siendo difíciles. Esto requiere actuaciones urgentes para generar crecimiento y empleo, tanto por parte de España como de Europa”, señala el FMI en su análisis de la economía española correspondiente al Artículo IV.

El Fondo reclama a España que cumpla con su programa anunciado y se centre en una estrategia “favorable al empleo” que permita a la economía crecer y generar puestos de trabajo, así como que evite utilizar la esperada mejora económica como argumento para ralentizar el esfuerzo de reformas.

“Esto significa apoyarse en los progresos realizados para que la mayor parte del ajuste se realice en términos de precios y no de cantidades, favorecer el desapalancamiento del sector privado, asegurarse de que los bancos pueden conceder crédito a las empresas sanas y minimizar el lastre al crecimiento derivado de la inevitable consolidación fiscal”, agrega.

En este sentido, incide en que la consolidación fiscal requerida ha de ser “tan gradual y favorable al crecimiento como sea posible”, ya que un ajuste demasiado rápido dañaría el crecimiento, y muestra su respaldo a los nuevos objetivos marcados. Por ello, subraya que, suponiendo que se logra la consolidación estructural en marcha para 2013, “no resultan deseables medidas adicionales para 2013”.

Aún así, advierte de que será “crucial” detallar cómo se lograrán estos objetivos y aboga por que los objetivos nominales (y, si es necesario, estructurales) sean flexibles en caso de que el crecimiento no alcance el nivel previsto por el Gobierno.

“Cuanto más creíble sea el plan de consolidación, tanto mayor será el margen de flexibilidad con los objetivos”, agrega. En esta línea, considera que el “alentador” progreso en las reformas fiscales debe ser complementado con una “legislación ambiciosa y una aplicación rigurosa”.

En concreto, propone reforzar el Consejo fiscal independiente con un mandato no renovable para su presidencia de cinco años o más y realizar mejoras adicionales en la aplicación de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Además, defiende que la propuesta del comité de expertos sobre el factor de sostenibilidad de las pensiones proporciona “un marco sólido”.

Asimismo, insta a seguir adelante con la creación de un panel de expertos sobre la reforma fiscal y la financiación de las autonomías y con una revisión del gasto que abarque diversos niveles de las administraciones para localizar sinergias, favorecer una provisión más eficiente de los servicios públicos y permitir identificar medidas de fomento del crecimiento.

El FMI también considera necesario unos presupuestos más centrados en el medio plazo y una consolidación de los diversos documentos presupuestarios en uno solo que comprenda el conjunto de las administraciones públicas, reconcilie los cambios en los presupuestos de años anteriores y muestre claramente el impacto de cambios de las políticas.

Respecto al desapalancamiento del sector privado, considera que hay margen para suavizar el proceso de ajuste y mejorar el régimen de insolvencia.

En concreto, sugiere eliminar las trabas para la pronta refinanciación/reestructuración de empresas viables, agilizar la liquidación de las empresas no viables, fortalecer la capacidad de los juzgados mercantiles y establecer un marco que favorezca los acuerdos extra judiciales para pymes.

A nivel personal, aboga por realizar “progresos adicionales” en las medidas para abordar las dificultades financieras vinculadas a las hipotecas de primera vivienda, como, por ejemplo, introducir un régimen de insolvencia personal, con condiciones estrictas, que preserve la cultura de pago.

En cuanto al sector bancario, remarca que las prioridades incluyen continuar con el refuerzo de la calidad y la cantidad del capital, incluyendo una prudencia elevada en la distribución de dividendos; el saneamiento de las carteras de préstamos y el fomento de la venta rápida de activos deteriorados, además de eliminar cualesquiera restricciones de oferta.

El Fondo reconoce que España ha llevado a cabo un “fuerte progreso” en reformas “cruciales y difíciles” desde la última consulta, como la reforma laboral, el saneamiento de los bancos, las medidas fiscales en todos los niveles de Administración, el mayor nivel transparencia o la reforma del mercado de bienes y servicios.

En su opinión, gracias a estas medidas los desequilibrios clave se están corrigiendo rápidamente y los diferenciales de la deuda soberana se han reducido “notablemente”. Sin embargo, advierte de que las “fuertes condiciones adversas” han mantenido la economía en recesión, “con unos niveles de desempleo inaceptables”.

Así, detecta señales de que la contracción económica “podría terminar pronto” y prevé que el crecimiento empiece a ser positivo más adelante en el año y se recupere gradualmente hasta el 1% en el medio plazo, “con mejoras limitadas en términos de empleo”.

Además, considera que el sector exterior probablemente no baste para generar un crecimiento “suficientemente pujante” dada la débil demanda interna.

Sin embargo, incide que las perspectivas siguen siendo “difíciles” y existen riesgos a la baja, como el desapalancamiento del sector privado o una intensificación de las presiones de los mercados financieros.

“Un escenario más positivo similar al previsto por el Gobierno es ciertamente posible, especialmente a medio plazo si se llevan a cabo las reformas previstas en su integridad tanto en España como en Europa”, añade.

Por último, el FMI también incide en la necesidad de “hacer más a nivel europeo para facilitar el ajuste de España”.

“Sería de particular importancia para España avanzar más rápido hacia una unión bancaria completa, que ayudaría a romper el vínculo soberano/bancario, permitiendo a las empresas españolas financiarse con base en sus propios méritos, independientemente del país donde están domiciliadas”, remarca.

Asimismo, cree que también sería importante que el BCE adoptara medidas adicionales para reducir los mayores costes de financiación a los que se enfrenta el sector privado en España y mantenga abierta la posibilidad de que España pueda solicitar el programa de compra de deuda OMT.

 

Información (EUROPA PRESS)

Síguenos por @800noticias