EEUU y Cuba inician histórico encuentro para sellar reconciliación | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

La Habana, Cuba | AFP | Estados Unidos y Cuba iniciaron este miércoles en La Habana unas históricas conversaciones de dos días para preparar el restablecimiento de relaciones diplomáticas tras medio siglo, aunque ambas partes aclararon que no esperaban solucionar todos los asuntos pendientes en una sola reunión.

El encuentro de dos días estaba abocado este miércoles a temas migratorios y el jueves se destinará al restablecimiento de relaciones, con la participación de la subsecretaria de Estado para el hemisferio occidental, Roberta Jacobson, el funcionario estadounidense de mayor rango que visita la isla desde 1980.

Esta reunión a puertas cerradas, que se desarrolla en el Palacio de Convenciones de La Habana, comenzó cinco semanas después de la histórica reconciliación anunciada por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

“Nuestro cambio de política hacia Cuba tiene el potencial para terminar con un legado de desconfianza en nuestro hemisferio”, dijo el martes Obama en su discurso sobre el Estado de la Unión al referirse al acercamiento con la isla, celebrado por el mundo entero.

“Estamos poniendo fin a una política que debería haber terminado hace tiempo. Cuando uno hace algo que no funciona durante 50 años es hora de probar algo nuevo”, agregó el presidente estadounidense, quien pidió al Congreso que empiece a trabajar este año para levantar el embargo económico a la isla, vigente desde 1962.

En estas conversaciones, en las que Cuba está representada por la directora de Estados Unidos de su cancillería, Josefina Vidal, las partes fijarán una hoja de ruta para la normalización de relaciones y la reapertura de embajadas, con el fin de sepultar el último resabio de la Guerra Fría en América.

El último alto funcionario estadounidense que visitó la isla comunista fue el subsecretario de Estado Peter Tarnoff en 1980. 

Tarnoff hizo tres viajes en los que habló con Fidel Castro, ahora de 88 años y retirado del mando desde 2006, quien ha sido el gran ausente de la histórica reconciliación entre ambos países.

Dos temas preocupan particularmente a La Habana: el embargo y la permanencia de Cuba en la lista estadounidense de países que patrocinan el terrorismo, lo que priva a la isla de créditos internacionales. 

Washington dijo que la revisión de la lista “está en proceso” y que Cuba podría ser retirada antes de la reapertura de embajadas, cerradas en 1961 tras romper relaciones diplomáticas.

Estados Unidos ha advertido, sin embargo, que mantendrá su compromiso con los derechos humanos en la isla.

Revisión de convenios migratorios

Las partes revisaban este miércoles los acuerdos migratorios firmados tras la crisis de los balseros de 1994, en una sesión encabezada por el adjunto de Jacobson, Alex Lee, y Josefina Vidal.

“Esto es parte de las consultas en curso, no buscamos ninguna meta específica (en migración). No tenemos grandes expectativas de que tengamos acuerdos hoy” en temas migratorios, dijo un funcionario estadounidense a la AFP tras el inicio de la reunión.

La parte cubana tampoco esperaba solucionar todos los temas pendientes en estas conversaciones.

“No debemos pretender que todo sea solucionado en una sola reunión (…). La normalización de relaciones es un proceso mucho más largo y complejo donde hay que abordar temas de interés de ambas partes”, dijo un responsable de la cancillería cubana.

 ¿Ley de ajuste 0 “ley asesina”?

En el telón de fondo del problema migratorio están la Ley de Ajuste Cubano de 1996, que da beneficios a los cubanos que pisen territorio de Estados Unidos que no tienen los demás inmigrantes, y el temor a una ola migratoria incontrolada.

“No hay planes de cambiar la política estadounidense si se trata de la Ley de Ajuste Cubano, la cual debe ser cambiada por el Congreso (…). No anticipo que abordemos este asunto en esta primera discusión”, dijo un responsable del Departamento de Estado.

Cuba la denomina “Ley Asesina”, pues afirma que incita a la emigración ilegal desde la isla y que ha dejado un número indeterminado de muertos en el mar.

“Los rumores y temores de que la Ley de Ajuste Cubano será abolida próximamente ya han ocasionado un aumento en el número de cubanos que intentan llegar a Estados Unidos”, dijo a la AFP Jorge Duany, de la Universidad Internacional de Florida.

En diciembre, 507 emigrantes cubanos ilegales fueron interceptados en el mar o llegaron a las costas de Estados Unidos, más del doble que en diciembre de 2013, según la Guardia Costera estadounidense.

Jorge de Armas, de Cuban Americans for Engagement, un grupo en Estados Unidos que promovía la normalización con Cuba, afirmó que la Ley de Ajuste “no debe ser derogada hasta tanto no se elimine por completo el embargo”.

“Hacerlo antes podría precipitar oleadas migratorias innecesarias y sin garantías, propiciando un clima de inestabilidad “, dijo De Armas a la AFP. 

Síguenos por @800noticias